La crisis del tripartito, ¿al borde de la ruptura o teatro?

Concejales de IU, Ganemos y el PSOE, antes del inicio de un Pleno | MADERO CUBERO

El portavoz municipal del PP, José María Bellido, fue breve y muy conciso cuando los periodistas le preguntaron por la enorme crisis abierta entre Ganemos y el cogobierno de PSOE e IU, después de que los primeros suspendieran su gestión presupuestaria: “En la Comisión de Hacienda, tras la rueda de prensa en la que han suspendido al cogobierno, lo han votado todo a favor”. Bellido se convirtió así en el principal defensor de la teoría de que Ganemos no va tan en serio como parecen sus declaraciones y que la crisis entre los socios que acordaron que José Antonio Nieto dejara de ser alcalde en 2015 no es tan grave.

No obstante, la rueda de prensa de Ganemos ha sido un auténtico misil en unas relaciones que antes ya eran muy complicadas. Si difícil parece ser que España tenga Gobierno, más complicado parece ser que finalmente Ganemos acabe entrando a formar parte del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Córdoba.

En verano, con sus calores, se han multiplicado las reuniones entre el PSOE e IU, por un lado, con Ganemos. El cogobierno trataba de convencer a la agrupación de electores de que entrase a gobernar. Desde Ganemos, una mayoría de sus miembros ya estaba por la labor, pero han retrasado tanto la decisión que, explican varias fuentes desde el cogobierno, al final se ha agotado la paciencia.

Al final, un sector del PSOE (el más próximo al secretario general en Córdoba Juan Pablo Durán) dejó de ver con buenos ojos la presencia de Ganemos en el equipo de gobierno. El enfrentamiento entre Podemos y el PSOE en Andalucía es total, tanto que los socialistas andaluces ya han dicho que no ven ni en pintura un acuerdo de Pedro Sánchez con Pablo Iglesias. El encaje con otro sector de IU tampoco estaba siendo fácil. Este sector no olvida cómo en una de las primeras asambleas de Ganemos la ruptura con IU fue total.

El tiempo, además, ha acabado generando más dudas en Ganemos. Pese al convencimiento de gran parte de sus miembros, sobre todo tras el acuerdo alcanzado en Madrid entre Pablo Iglesias y Alberto Garzón, tras las elecciones generales cundió el desaliento y nuevamente se vuelve a desconfiar tanto del PSOE como de IU.

Tanto tiempo ha pasado que desde Ganemos han decidido pulsar el botón de pánico nuclear después de intentar ser más protagonistas en una negociación sobre los presupuestos y las ordenanzas fiscales en las que han tenido poco o ningún protagonismo, según denuncian en privado.

15 meses después de la firma del acuerdo de gobernabilidad, las relaciones entre Ganemos y el cogobierno no están rotas, sobre todo por el equilibrio y la mano tendida que sigue ofreciendo la alcaldesa, Isabel Ambrosio. Pero lo que sí parece claro es que esta vez los cuatro concejales de Ganemos no han ido de farol.

Sin embargo, en Ganemos son conscientes de que el verdadero botón del pánico nuclear es otro. Y es que si finalmente las relaciones se rompen (no va a pasar, aseguran todas las fuentes) el PP recuperaría la Alcaldía y el gobierno de la ciudad.

Etiquetas
stats