La crisis aumentó la desigualdad en Córdoba: el 0,1% más rico de la ciudad tiene cada vez más dinero

Vista aérea de la ciudad de Córdoba | TONI BLANCO

Parafraseando a Tolstoi, todas las declaraciones de la Renta, en tiempos de crisis, pero unas son más desgraciadas que otras. En los peores años de la crisis económica, entre 2011 y 2014, todas las declaraciones de la Renta menguaron en Córdoba (al menos la media), pero la de los ricos y muy ricos de la ciudad lo hicieron muy poco. Mientras que la de los pobres o muy pobres bajaron de una manera drástica. Esta es una de las principales conclusiones de un estudio de Fedea, que concluye que en los años de la crisis la desigualdad ha aumentado de una manera destacable en la ciudad de Córdoba.

En concreto, el estudio señala que el 1% de la población más rica de Córdoba (unas 1.390 personas sobre un total de 139.053 declarantes) poseía el 6,4% de la riqueza total en la ciudad (unos 170 millones de renta cada año) en el año 2014. Tres años antes, en 2011, este 1% tenía el 6,2% de la riqueza total (unos 177 millones de euros). En los peores años de la crisis económica, este 1% de declarantes, los más ricos de la ciudad, redujeron su renta anual en siete millones de euros. El resto de los cordobeses perdió muchísimo más patrimonio, y se dejó 254 millones de euros en esos años, según el informe publicado por Fedea.

El informe, además, detalla que en Córdoba hay un 0,1% de cordobeses con más renta. En total son 140 personas, que declaraban 40,5 millones de euros de renta media anual en 2014, cuando tres años antes era de 42 millones. Es decir, 1,5 millones menos, un porcentaje de pérdida de riqueza mucho más importante que el del resto de la población, que se dejó 254 millones de euros en esos años.

De hecho, el informe establece también que según el índice Gini en la ciudad ha aumentado la desigualdad. Así, el índice ha pasado de 0,45 a 0,46 en tan solo tres años. El coeficiente de Gini es una medida de la desigualdad ideada por el estadístico italiano Corrado Gini. Normalmente se utiliza para medir la desigualdad en los ingresos, dentro de un país, pero puede utilizarse para medir cualquier forma de distribución desigual. El coeficiente de Gini es un número entre 0 y 1, en donde 0 se corresponde con la perfecta igualdad (todos tienen los mismos ingresos) y donde el valor 1 se corresponde con la perfecta desigualdad (una persona tiene todos los ingresos y los demás ninguno).

El estudio

Fedea ha publicado los años 2011 y 2014 de la base de datos Renta personal de los municipios españoles y su distribución, elaborada por Miriam Hortas-Rico (Universidad Autónoma de Madrid) y Jorge Onrubia (Universidad Complutense de Madrid y Fedea). Esta base de datos es la única existente en España que proporciona información sobre la desigualdad y concentración de la distribución de la renta personal en los municipios españoles, centrándose en aquellos de más de 5.000 habitantes pertenecientes a las Comunidades y Ciudades Autónomas de Régimen Fiscal Común. Entre las variables incluidas en la base de datos están la renta personal media y mediana (per cápita y por declarante de IRPF), medidas de desigualdad (índices de Gini y Atkinson) y de concentración de la renta del 1%, 0,5% y 0,1% de declarantes más ricos, así como la distribución de la renta personal del municipio por quintiles.

La información original procede de las Muestras Anuales de Declarantes de IRPF elaboradas por la Agencia Estatal de Administración Tributaria y difundidas por el Instituto de Estudios Fiscales. En esta segunda fase del proyecto que está realizando FEDEA, se ofrecen las estadísticas de los años 2011 y 2014 (respectivamente, 1.225 y 1.211 municipios), que complementan las ya disponibles de 2004 a 2007. El propósito de los investigadores es obtener y difundir, a lo largo de 2020, la serie completa 2004-2016.

Como resultados principales, cabe destacar que, entre 2011 y 2014, los municipios de más de 5.000 habitantes experimentaron, en general, una reducción de la renta personal media y un incremento de la desigualdad. En las ciudades más grandes, Madrid, Barcelona y Valencia se mantienen a la cabeza del ranking de ciudades más ricas, mientras que Sevilla y Zaragoza pierden una posición y Palma de Mallorca sube dos. En cuanto a la desigualdad de la renta, esta aumentó en las principales capitales de provincia, excepto en Barcelona y Valencia, que redujeron su índice de Gini. Los mayores aumentos de la desigualdad tuvieron lugar en Sevilla, Madrid y Palma de Mallorca. Entre las capitales, Madrid pasa a ser la ciudad más desigual, seguida de Barcelona, Palma de Mallorca, Valencia y Murcia.

Con más de 50.000 habitantes, Alcobendas, Pozuelo de Alarcón, Calvià y Marbella se mantienen en el top 10 de las ciudades más desiguales, mientras que Barcelona, Torrevieja o Villareal lo abandonan, entrando Castelldefels, Molina de Segura, Sanlúcar de Barrameda, Elche y Roquetas de Mar. Los mayores aumentos de la desigualdad tuvieron lugar en El Prat del Llobregat, Castelldefels, Alcorcón, Santa Coloma de Gramanet, Mataró, Rivas-Vaciamadrid, Siero, Cornellà de Llobregat, Algeciras, Sagunto y Toledo. Como ciudades con menor desigualdad, Valdemoro, Parla, Fuenlabrada, Torrejón de Ardoz se mantienen, incorporándose Mollet del Vallès, Arganda del Rey y Hospitalet de Llobregat. Los mayores descensos de la desigualdad tuvieron lugar en Telde, La Línea de la Concepción, Rubí, Ferrol, Villareal, Torrevieja, Vélez-Málaga, Granollers, San Sebastián de los Reyes, Motril, Collado Villalba y Mollet del Vallès.

Etiquetas
stats