El crecimiento de apartamentos turísticos en Córdoba se frena y baja por primera vez en cinco años

Turistas en Córdoba | TONI BLANCO

Desde el primer trimestre del año 2018 no había en la ciudad de Córdoba un número similar de viviendas en alquiler turístico. Por primera vez, el sector del alquiler de vivienda para turistas ha experimentado un notable ascenso desde su explosión hace una década, algo que la patronal turística Exceltur ha constatado en toda España.

Según la plataforma Airdna, donde se publican los datos abiertos de AirBnb, HomeAway y otras plataformas de alquiler turístico de pisos, en el último trimestre del año 2019 Córdoba cerró con 1.817 viviendas en el mercado turístico. Esta es la cifra más baja desde el primer trimestre del año 2018, cuando había unas 1.800 en total. El máximo se ha alcanzado en el segundo trimestre del año 2019, cuando se han rozado los 2.200 alquileres.

El crecimiento de Airbnb en la ciudad de Córdoba ha sido espectacular en los últimos años. Tanto, que ha transformado la ciudad. En el año 2010 se puso en alquiler la primera de sus viviendas en la ciudad. En 2011 había nueve alquileres, que ya crecieron en 2012 hasta los 59. En 2013 empezó a explotar el fenómeno con 117 alquileres, que se duplicaron en 2014 alcanzando los 236.

El gran año de Airbnb en Córdoba fue el 2015. A partir de entonces ya no hubo marcha atrás. Entonces, la plataforma logró 535 apartamentos en alquiler, que en 2016 se transformaron en 1.216 y que al año siguiente alcanzaron los 2.186. Así, hasta las 2.836 viviendas que ha llegado a haber en alquiler durante 2017, el año de los máximos. Entonces, la Junta de Andalucía aplicó una política restrictiva de la mano de AirBnb. Sus viviendas en alquiler debían contar con unos mínimos y ser visadas por inspectores. Esto provocó que muchas de las viviendas turísticas salieran del mercado. El sector se recuperó, pero ahora ha vuelto a dar un paso atrás, según constata esta plataforma.

“La mayor concienciación política sobre los múltiples efectos adversos del crecimiento descontrolado de las viviendas de uso turístico empieza a poner un orden en su evolución”, señala la patronal Exceltur. “Por primera vez desde la irrupción de las plataformas on-line de comercialización de las VUT, hace 10 años, su número ha dejado de crecer en los 22 principales destinos urbanos españoles”, señala. En Toda España, por ejemplo, la oferta ha bajado a 413.033 plazas, frente a las 415.404 que había en 2019.

Perspectivas para el 2020

En un entorno complejo de debilidad en el crecimiento económico, los empresarios turísticos españoles esperan a cierre de la encuesta de Exceltur (8 de enero) “un leve repunte en sus resultados (+3,1%) y ventas (+3,9%) para el año 2020, con una leve recuperación de precios (+3,0%) y una creación de empleo más moderada (+2,3%) que la que se ha registrado en 2019 (+3,5%)”, según han señalado.

“En este contexto, anticipamos para 2020 una prolongación de la senda de enfriamiento del ritmo de crecimiento del PIB turístico, manteniendo una tasa del +1,5% para el cierre del año, similar a la registrada en 2019, lo que supondría enlazar tres años de desempeño del sector turístico inferior a la media prevista para la economía española (+1,7%)”, concluyen.

Etiquetas
stats