Ni el covid frena la Navidad en Rute: abre al público su tradicional Belén de Chocolate

Belén de chocolate de Galleros en Rute

La Navidad de este año será recordada y pasará a la historia como aquélla marcada por la pandemia del coronavirus. En la capital cordobesa, el espectáculo de luz y sonido de Cruz Conde y la Cabalgata de Reyes han sido suspendidos como medida de prevención, al igual que el Mercado Navideño de Las Tendillas. En la provincia también se han cancelado algunos eventos, como ha ocurrido con el alumbrado de Puente Genil. Pero hay otros pueblos que buscan que la Navidad marque la diferencia durante los próximos meses.

Es el caso de Rute, que ya ha inaugurado su tradicional Belén de Chocolate gracias al buen hacer de la empresa cordobesa Galleros Artesanos. Como en años anteriores, estos ruteños se han afanado en construir un belén de 65 metros para incentivar el turismo en la localidad. En esta ocasión, las protagonistas son regiones europeas que tienen entre sus paisajes imágenes que se relacionan con la Navidad, como pueden ser sus coloridas casas y castillos.

Tal y como explica a CORDÓPOLIS el responsable del belén, Jorge Garrido, el decreto del estado de alarma del pasado 14 de marzo trajo consigo múltiples dudas sobre si poner en marcha o no esta experiencia para la vista. “Siempre empezamos a hacerlo en Semana Santa pero lo vimos muy negro. Después de pensarlo mucho decidimos que sí, que el belén tenía que estar esta Navidad sí o sí”. Con esta predisposición de traer hasta Rute esta Navidad tan apacible, Jorge y su equipo -compuesto por siete personas- han levantado un belén dedicado a Alsacia (una región ubicada entre Francia y Alemania), a la Selva negra y al castillo de Lichtenstein -una de las fortalezas que inspiró a Walt Disney en sus películas-, una tercera parte dedicada a los Países Nórdicos y una cuarta y última en la que los asistentes podrán encontrar edificios característicos de Laponia.

El objetivo no es otro que retrotraer hasta Córdoba los paisajes de las películas de Disney de los que, en su mayoría, salieron de estas localizaciones. Durante tres meses, estos profesionales de la pastelería y el diseño han usado 1.500 kilos de chocolate negro, blanco y de colores no sólo para elaborar el belén, sino también para hacer las más de 100 figuras que pueden encontrarse en su interior. Estas esculturas “representan tanto los oficios típicos de los personajes que encontramos en los belenes como los trabajos originarios de las zonas que hemos elegido para este año”, explica Garrido.

La pandemia obliga, como no puede ser de otra manera, a la aplicación de medidas higiénico-sanitarias para quienes visiten el belén, como son el uso obligatorio de mascarilla, la toma de temperatura al entrar y la limpieza de manos con gel hidroalcohólico. El aforo, además, ha quedado reducido al 75%. Desde Galleros Artesanos afrontan la temporada como “mucha incertidumbre” ya que el Puente de Diciembre es uno de los más concurridos del año, aunque aseguran que los talleres piloto que han realizado sobre bombonería y mezcla de chocolate con aceite “han sido todo un éxito”.

Además del Belén de chocolate, Galleros Artesanos cuenta con un Museo de Chocolate en el que se pueden ver imágenes como la de la Esperanza Macarena de Sevilla, la de la familia Real Española, Rocío Jurado, el Papa Francisco, Nuestro Padre Jesús Cautivo de Málaga o la Virgen del Rocío. Como novedad, este año se ha incluido la imagen de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder de Sevilla.

El Belén de Chocolate podrá visitarse hasta la primera semana de enero, con horario de 10:00 a 13:30 y de 16:00 a 19:00, a excepción de los días 25 de diciembre y 1 de enero, que permanecerá cerrado.

Etiquetas
stats