Córdoba llamando a la Antártida...

.
Los militares y científicos de la base española en isla Decepción explican a los escolares las labores que realizan en el continente austral

A unos 100 kilómetros mar adentro de la península de la Antártida, se encuentra la isla volcánica de Decepeción, perteneciente al archipiélago de las Shetland del Sur. En ella se levanta, desde el año 1988, la base española Gabriel de Castilla, donde una docena de militares proporciona apoyo logístico a la investigación científica allí presente y realiza proyectos de interés para el Ejército. Esta mañana, algunos de los soldados e investigadores allí desplazados han explicado por videoconferencia a un grupo de escolares a qué dedican la campaña de este año, excepcionalmente corta -solo tres meses- y que ya está terminando.

Se acerca el otoño austral, que en la Antártida se traduce en temperaturas muy bajas que preceden al invierno más duro del planeta. En ese periodo de oscuridad la base española en Decepción está vacía. Y estos días lo preparan todo para ese momento que no tardará en llegar. Así lo ha explicado el comandante de Infantería Juan Navarro, jefe de la primera y segunda fase de la Campaña Antártica número 27.

Decepción es una isla volcánica con plena actividad. "Por ello, la vigilancia sísmica es una de las labores más importantes que realizan allí los científicos, tanto por razones de interés investigador como por su propia seguridad", ha destacado a los alumnos Federico Torcal, uno de los encargados de esas tareas en la base.

Otro de los proyectos de investigación más importantes que se están realizando en el lugar es el estudio de las poblaciones de pingüinos de la zona. El programa Pingu Clima estudia, en concreto, cómo afecta a estas colonias de aves el aumento de la temperatura debido al cambio climático. "Desde 1950 hemos detectado una importante subida de la temperatura en más de cinco grados durante el invierno y entre dos y tres grados en verano", ha dicho desde la Antártida el científico Jesús Benzal. En concreto, los investigadores los efectos del cambio climático sobre los parásitos que viven en los pingüinos, de su repercusión en la respuesta inmunitaria en éstos y en sus consecuencias en términos de estrés oxidativo.

Etiquetas
stats