Otro convento que cierra: las monjas se van del Císter

Nuestra Señora Reina de los Ángeles, en el convento del Císter | TONI BLANCO

En los últimos meses se están multiplicando el cierre de conventos en Córdoba, principalmente por la falta de habitantes. Cada vez hay menos monjas, las que hay son muy mayores y el Obispado opta por su agrupación. La última víctima ha sido el convento del Císter, localizado en la calle Carbonell y Morand, que cierra sus puertas, tal y como ha confirmado la Hermandad de la Sangre, que a través de las redes sociales se mostraban “huérfanos con la noticia”.

El convento se localiza en la calle Carbonell y Morand en un edificio que pertenece a la orden benedictina y dedicado a la Purísima Concepción, fundado en 1725. Su iglesia es pequeña y con planta de de nave única con crucero. La fachada de piedra se desarrolla en dos cuerpos, rematado el segundo por frontón curvo y hornacina con la imagen de la Inmaculada. Posee un interesante altar mayor de madera tallada y dorada del siglo XVIII, presidido en el ático por una obra pictórica de la virgen de la Concepción.

Según ha podido saber este periódico, las últimas cinco monjas que habitaban el Císter se han trasladado a una residencia de Toledo. El Obispado aún no ha decidido qué hacer con este gran inmueble, protegido. De hecho, es el propietario del inmueble, según consta en la Gerencia Municipal de Urbanismo.

Etiquetas
stats