Claves para acertar de lleno al comprar un MacBook de segunda mano

Una joven maneja un MacBook Pro | PIXABAY

Apple lleva años obteniendo una gran popularidad sobre todo por la excelente calidad que destilan la práctica totalidad de sus productos. Precisamente uno de los que le ha llevado a cosechar tal nivel de éxito es el MacBook. Y no es para menos, puesto que sea cual sea el uso que se le dé, desde estudiantes hasta trabajadores y el resto de usuarios disfrutan de una experiencia más que gratificante.

Sin embargo, es innegable que los precios de las unidades recién salidas de fábrica son prohibitivos para muchos consumidores, especialmente en el contexto económico actual. Por este motivo cada vez más cordobeses optan por comprar macbook segunda mano, ahorrándose una considerable cantidad de dinero.

En caso de que tú también pretendas llevar a cabo esta compra tan inteligente, en el sentido de que obtienes un dispositivo tecnológico de sobresalientes prestaciones por un precio mucho más asequible, es aconsejable que pongas en práctica las siguientes claves. De esta manera quedarás cien por cien satisfecho con la unidad adquirida.

Confía en una empresa especializada que ofrezca garantía

La garantía es importante en toda compra de segunda mano y, por supuesto, también es fundamental al adquirir MacBook de ocasión. ¿Sabías que hay tiendas que ofrecen una garantía de un año? Efectivamente, siendo un claro ejemplo Manzana Renovada, la cual además envía el ordenador portátil en 24 horas y sin pagar gastos adicionales.

De esta manera tendrás la tranquilidad que proporciona el hecho de saber que, durante 365 días, cualquier posible incidencia será atendida por un equipo técnico que se encargará de solucionar la adversidad surgida para disponer nuevamente de tu flamante ordenador de Apple funcionando a la perfección.

Pero el hecho de decantarse por una tienda especializada no solo guarda relación con la garantía que ésta pueda ofrecer, sino también con los tipos de revisiones que lleva a cabo.

En el caso del comercio electrónico anteriormente mencionado, las revisiones son exhaustivas, comprobando a fondo cada aspecto a nivel visual y técnico para dar pie a que los clientes obtengan MacBook usados en Grado A. Es decir, su estado es excelente sin presentar variaciones considerables en comparación con aquellos adquiridos totalmente nuevos.

Características a las que debes dar importancia

En pleno 2019 son innumerables los MacBook de segunda mano que se encuentran en venta, por lo que puedes tener dificultades a la hora de elegir el que más te convenga. Algunos de ellos varían de forma notable en términos técnicos, así que conviene que valores aquellas características que mayor trascendencia adquieren en función del tipo de uso que pretenderás darle a tu unidad.

Por ejemplo, la RAM de 8 GB puede ser más que suficiente si no sueles realizar innumerables tareas simultáneamente. Si por el contrario pretendes reproducir contenidos multimedia al mismo tiempo en que descargas ficheros, realizas operaciones de compresión de archivos e incluso renderizas vídeos, es aconsejable abonar la diferencia de precio con tal de disponer del doble de memoria.

Como es menester, al tratarse de un ordenador portátil la autonomía de la batería cuenta con una especial relevancia. En caso de que tengas la oportunidad de hacerlo es importante que consultes la cantidad de ciclos de carga que presenta la unidad que es de tu interés, optando por aquella cuya cifra sea inferior –y, por ende, tenga menos uso y mayor vida útil–.

Continuando con el hardware, no solo la memoria RAM es trascendente, sino también el procesador. Si bien es cierto que las gráficas que integran los MacBook reacondicionados no presentan muchas diferencias entre sí, poco tiene que ver hacer uso de un modelo con un i5 a 2 GHz en comparación con utilizar aquel que implementa un i7 a 2,8 GHz.

De nuevo, en caso de que pretendas efectuar tareas un tanto exigentes que requieran una buena velocidad para ser realizadas eficazmente y sin ningún tipo de contratiempo, los modelos con buenos procesadores se convierten en tu principal aliado.

En qué fijarte si lo compras físicamente

Si tienes la oportunidad de visitar presencialmente una tienda especializada u optas por comprar el MacBook de un particular, aprovecha para fijarte en una serie de aspectos que no puedes pasar por alto.

Así lo ejemplifica la existencia de píxeles muertos. Generalmente los paneles que monta Apple no suelen dar pie a la aparición de estas molestias visuales, pero con el paso del tiempo siempre hay un mayor riesgo de que surjan. Por ello, basta con colocar un fondo completamente negro al probar el MacBook para asegurarte de que la pantalla no presenta irregularidades en este sentido.

Adicionalmente aprovecha para hacer varias pruebas como abrir y cerrar la tapa para cerciorarte de que las bisagras continúan funcionando como el primer día, amén de someter brevemente a la unidad a una alta carga de trabajo para verificar cómo refrigera la unidad mediante el sistema de ventilación.

Etiquetas
stats