Así es la clámide que Jesús de la Coronación de Espinas llevará el Lunes Santo

Clámide ofrendada por el grupo joven de la Merced a Jesús de la Coronación | HERMANDAD DE LA MERCED

Nuestro Padre Jesús Humilde en su Coronación de Espinas se presentará el próximo Viernes de Dolores a sus hermanos, a la espera de su estación de penitencia del Lunes Santo, con una clámide alrededor de su talla. La pieza, que mide más de dos metros de largo, ha sido un regalo del Grupo Joven de la Merced al Señor por el 40 aniversario de su bendición y está formada por un terciopelo rojo antiguo bordado por piezas en hilo de oro que se conservaban en buen estado y han sido sacadas de un paño de una mesa de altar adquirida en un anticuario de la ciudad y que los responsables del grupo joven sitúan a finales del siglo XIX y principios del XX.

La prenda tiene motivos eucarísticos, ya que la hermandad de la Merced es sacramental, que ha pasado al nuevo soporte de terciopelo el bordador Antonio Villar. Así, se puede ver en el centro un pelícano, símbolo del Amor, abriéndose el pecho. La parte superior lleva una cenefa en la que se aprecian racimos de uvas, hojas de parra y espigas de trigo. Este elemento aparece en diez ramos más repartidos por toda la pieza con la particularidad de que en este caso no venían bordadas las espigas en el paño antiguo sino que han sido ejecutadas también en oro fino por miembros del grupo joven en la hermandad de la Merced.

De esta forma, indicó Sergio Linares, que es el diputado de Juventud de la cofradía del Zumbacón, la prenda tiene “doble valor para nosotros” pues además de ser un regalo sufragado por el grupo joven también han participado sus miembros en parte de su ejecución.

La clámide es una capa de color rojo que el Señor de la Coronación de Espinas nunca ha sacado en Semana Santa, aunque llevó una de brocado en oro en el Vía Crucis Magno de la Fe de 2013. En aquella ocasión la prenda cubría parte de la imagen, pero esta vez ha sido colocada de forma que no se cubra mucho la espectacular anatomía de la talla de Francisco Buiza. En este sentido, señaló Sergio Linares que “no queremos taparlo, y entonces la prenda va recogida en un brazo y le cae por una pierna y la espalda no se le tapa apenas, sino el sudario”.

El grupo joven llevaba tiempo pensando en hacerle este regalo a su titular y no es el primero que hace a las imágenes a las que sus miembros les profesan su devoción. Hace unos años donaron un broche pectoral para la Virgen y también para Ella  fue un escapulario bordado además de la marcha Mercedaria, de Alfonso Lozano. Eso sin olvidar la importante labor que el grupo joven de esta hermandad hace en la obra social de la cofradía ya que organiza la recogida de material escolar a principios de curso y de juguetes en Navidad.

Etiquetas
stats