Cinco detenidos en Priego por el robo de monedas antiguas y joyas

Los arrestados habían entrado en una casa donde también se habían llevado ordenadores, cámaras, DVDs, TDTs y dos relojes bañados en oro

La Guardia Civil ha detenido en Priego de Córdoba a cuatro jóvenes de edades comprendidas entre los 19 y los 33 años, como supuestos autores de un delito de robo con fuerza en las cosas y ha detenido a otro joven de 33 años, de nacionalidad marroquí, también vecino de Priego de Córdoba, como supuesto autor de un delito de receptación de monedas robadas.

La Guardia Civil tuvo conocimiento el pasado día 4 de febrero, a través de una denuncia presentada en el Puesto de Priego de Córdoba, que se había cometido un robo con fuerza en las cosas en una vivienda ubicada en el interior del casco urbano de Priego de Córdoba, donde autores desconocidos habían sustraído un ordenador con pantalla e impresora, una cámara de video, dos cámaras de fotos, un DVD, un TDT, dos relojes bañados en oro y una caja fuerte conteniendo 115 monedas antiguas de plata, una de ellas de Rey Amadeo I de Saboya, así como diversas joyas de oro de la familia..

Inmediatamente, la Guardia Civil se trasladó a la vivienda donde se había producido el ilícito y tras verificar lo denunciado inició gestiones para el total esclarecimiento del robo, la identificación, localización y detención de los supuestos autores del delito, según ha informado el instituto armado a través de una nota de prensa.

Los datos aportados por varios testigos, unidos a los obtenidos en la inspección ocular practicada en la vivienda donde se había cometido el robo, permitió a la Guardia Civil sospechar que los autores podrían ser varios jóvenes que residían en el bloque de viviendas, ya que la puerta de entrada al domicilio no había sido forzada y para acceder al piso se había utilizado una ventana que da al patio de luces del bloque, que se encontraba abierta.

Ante ello, los investigadores centraron sus sospechas sobre estos jóvenes y tras obtener indicios y pruebas suficientes de su implicación en el robo, orientaron la investigación a obtener pruebas de su participación en el robo y en su caso a la recuperación de los objetos sustraídos y a la localización y detención de los supuestos autores. Las primeras investigaciones permitieron el mismo día en que se presentó la denuncia ante la Guardia Civil, localizar y detener a dos de los sospechosos, continuando la Guardia Civil las gestiones para la recuperación de los objetos sustraídos y la localización de los otros dos sospechosos que no habían podido ser detenidos.

El avance de la investigación, permitió a la Guardia Civil saber que en una vivienda utilizada por uno de los detenidos pudieran ocultarse parte de los efectos sustraídos. Ante ello, solicitaron permiso de la propietaria de la vivienda para inspeccionar la misma, accediendo a ello, señalando a los guardias civiles que en el interior del inmueble había efectos que no eran de su propiedad. En la inspección se localizó e intervino parte de los efectos sustraídos entre ellos, una cámara de video, un DVD, un ordenador, un reloj y varias joyas. Asimismo, la Guardia Civil también localizó en la vivienda varias herramientas supuestamente utilizadas para cometer el robo, entre otras una cizalla, una pata de cabra, un martillo, unas tenazas y varios destornilladores que también fueron intervenidas.

Tras estos hallazgos, la Guardia Civil continuó las gestiones para la localización y detención de los otros dos supuestos autores del robo, así como para la recuperación de los objetos que todavía no habían sido localizados, gestiones que permitieron saber que un vecino de la propia localidad de Priego de Córdoba había comprado a uno de los detenidos, 49 monedas antiguas de plata, cuyas características coincidían a las de las sustraídas. Ante ello, la Guardia Civil tras identificarlo plenamente, logró recuperar aquellas 49 monedas, y procedió a imputarle al comprador un delito de receptación de objetos robados.

Continuando con las gestiones para la localización de los dos supuestos autores que aún no habían podido ser detenidos, la Guardia Civil logró localizarlos el pasado día 13 de febrero otro de ellos en Córdoba y el cuarto en Priego de Córdoba. Tras estas detenciones, la Guardia Civil continuó con las investigaciones para tratar de recuperar el resto de efectos sustraídos, investigaciones que permitieron saber que otra parte de los mismos habían sido vendidos a otro vecino de Priego de Córdoba.

Etiquetas
stats