La CHG aumentará la dotación de agua hasta los 5.400 metros cúbicos por hectárea

Riego en campos de cultivo | PIXABAY

El Pleno de la Comisión de Desembalse del Guadalquivir, que reúne a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) y a los regantes de la cuenca, ha finalizado este miércoles con un acuerdo que supone un aumento en la dotación de agua hasta los 5.400 metros cúbicos por hectárea -similar al año pasado-, frente a los 4.500 que se aprobaron el pasado 2 de abril.

No obstante, según una nota de la CHG, se mantiene el desembalse aprobado de 1.260 hectómetros cúbicos para el riego de los cultivos del Sistema de Regulación General, durante los meses de abril a septiembre. En función de las precipitaciones de septiembre y octubre, también se prevé la autorización de un volumen adicional de 30 a 40 hectómetros cúbicos.

Además, como se ha informado durante la Comisión, la zona arrocera, cuya dotación no se determinó en la última sesión, dispondrá de 360 hectómetros cúbicos suministrados a través de la presa de Alcalá y el Canal del Bajo Guadalquivir, con un caudal medio

diario de 34,5 metros cúbicos por segundo.

Con respecto a los riegos extraordinarios, se acuerda autorizar 45 hectómetros cúbicos para los riegos extraordinarios de superficies de regadío en precario que cuenten con infraestructuras de riego y que, debido al estado actual de los embalses, puedan ser beneficiarios de una dotación acorde con sus cultivos de forma excepcional, siendo compatible con el Plan Hidrológico de cuenca vigente y habiendo regado en alguna de las cuatro últimas campañas. También se mantiene el desembalse de 18 hectómetros cúbicos de agua para los riegos de apoyo del olivar, con una dotación de mil metros cúbicos por hectárea.

En relación al resto de los sistemas individuales de explotación de la cuenca, se mantienen las dotaciones acordadas en la sesión del 2 de abril, excepto las correspondientes a la zona regable del Guadalentín, que aumentan hasta los 2.700 metros cúbicos por hectárea y la zona regable del Canal de San Clemente, para la que se ha autorizado una dotación de 3.100 metros cúbicos por hectárea.

Un 25% menos de lluvia

En declaraciones a los medios tras la reunión, el presidente de la CHG, Joaquín Páez, ha señalado que "casi prácticamente la totalidad de los usuarios de la cuenca van a ver cumplidas sus expectativas", aunque ha llamado la atención sobre la situación, con un 25% menos de lluvia respecto a la media de los últimos 25 años y un 74% menos de aportación en los embalses.

"Hemos tenido un año malísimo. En esta coyuntura, no podemos hacer grandes alardes en repartir el agua", ha subrayado Paéz, quien ha advertido de que el cambio climático va a hacer que, "queramos o no, no va haber las mismas aportaciones de los ríos que hace 25 años".

En este sentido, el presidente de la CHG ha instado a los regantes a "interiorizar" los efectos del cambio climático. "Los recursos disponibles van a ser menores. Cada vez menos agua, más contaminada y una mayor erosión", ha explicado, toda vez que ha apostado por trabajar para que los regantes se adapten y la CHG ayude para ser "más eficiente y eficaz".

En cuanto al anuncio de movilizaciones en el sector olivarero de Jaén, ha apuntado que la CHG gestiona el agua para "todos los usuarios de la cuenca y para asegurar que los ecosistemas gocen de salud". "La garantía para que los regantes puedan continuar regando en corto, medio y largo plazo es gestionar con racionalidad el agua", ha insistido, toda vez que ha considerado "inoportuno" que se saquen los tractores a la calle, aunque se ha mostrado abierto a escucharlos.

Feragua critica que sea inferior a la de 2017

Por su parte, la Asociación de Comunidades de Regantes deAndalucía (Feragua) ha valorado la aprobación de una dotación de 5.400 metros cúbicos por hectárea, pero, si bien su presidente, José Manuel Cepeda, ha dicho no entender por qué la dotación es inferior a la aprobada en 2017, de 5.500 metros cúbicos por hectáreas, cuando la situación de reservas en la cuenca es similar a entonces".

La dotación aprobada este miércoles supone un diez por ciento de reducción sobre la dotación normal de 6.000 metros cúbicos por hectárea. Además, Feragua ha mostrado su disconformidad con el desembalse aprobado de 1.260 hectómetro cúbicos frente a los 1.320 solicitados, ya que "se corre riesgo de no garantizar las dotaciones aprobadas".

De esta manera, Feragua ha exigido que se aumenten los recursos a desembalsar en 60 hectómetros cúbicos, lo que supone un 27% del aumento de recurso que la cuenca ha tenido (224 hm3), dejando así un 73% para mejorar la garantía de la próxima campaña.

Por último, ha realizado una serie de propuestas ante el déficit hídrico estructural de la cuenca. En cuanto a la demanda, pide no incrementar nuevos regadíos, modernizar y incorporar nuevas tecnologías para optimizar el recurso hídrico. En cuanto a la oferta, entre otras medidas, reclama incentivar y promover balsas de riego a nivel de zonas regables.

Etiquetas
stats