¿El calor de siempre? Así han aumentado los 40 °C en Córdoba

Cordobeses protegiéndose del sol | TONI BLANCO

Es verano y hace calor en Córdoba. Sí, es lo normal. Evidentemente no va a nevar. Ni vamos a estar bajo cero. No hay que tener una gran erudición en el tema. Y tampoco parece necesario que alguien se lo tenga que recordar a Colectivo Meteofreak continuamente, como ocurre con los absurdos comentarios y chascarrillos malos en Facebook cada vez que se publica algo.

Los 40 °C son terreno conocido en Córdoba. Pero no hay 40 °C todos los días del verano, por mucha gracieta que se haga en Facebook y por mucho que un soporte publicitario marque su propia temperatura -y no la del aire, como hacen las estaciones meteorológicas repartidas por todo el planeta-. Pero, ¿qué ha pasado con los 40 °C en Córdoba? Colectivo Meteofreak lo ha analizado, a partir de los datos de la AEMet, de Infoclimat y del INE-Base HistoriaColectivo MeteofreakAEMetInfoclimatINE-Base Historia.

 ¿Cómo se ha hecho el análisis? 

Hasta 2012, estos datos oficiales se recogen en una hoja de cálculo hecha por la AEMet. Desde octubre de 2012 (cuando la agencia dejó de proporcionarlos en dicho formato), los datos son tabulados por el autor de este artículo también en multitud de archivos que contienen decenas de hojas de cálculo, en las que ha añadido además datos de 1982 a 1985 no disponibles en el archivo de la agencia para Córdoba Aeropuerto. Pero estos datos sí aparecen en otras plataformas como Infoclimat para los valores diarios y en el Instituto Nacional de Estadística para los valores mensuales medios.

Todo el análisis posterior a partir de esos datos (medias, medianas, percentiles, desviaciones típicas, lo normal, ránquines de todo tipo, totales y comparaciones históricas), las tablas y los gráficos, así como los resúmenes mensuales, trimestrales, anuales y análisis de situaciones particulares de Córdoba, es realizado por Colectivo MeteofreakColectivo Meteofreak, no es realizado por la AEMetAEMet.

 Una nota aclaratoria antes de empezar: el calor en la ciudad y en las afueras 

«Eso es en el aeropuerto, en la ciudad hace más calor». «Que midan la temperatura en el centro». «Yo he visto 55 °C en Ollerías». Y un sinfín de frases similares. Desde principios del siglo XX y hasta la apertura del aeropuerto de Córdoba, y de su estación meteorológica, los datos se medían en la ciudad. Primero en lo que hoy es el IES Luis de Góngora (Tendillas) y posteriormente en la antigua Facultad de Veterinaria (hoy Rectorado de la UCO). Un artículo de Antonia Roldán Fernández, publicado en el Calendario Meteorológico de 1962, muestra en una tabla las temperaturas extremas de 1901 a 1960. En dicha tabla, la máxima absoluta registrada en Córdoba fue de 44.6 °C (ver p. 136). Un registro que ha sido superado casi una veintena de ocasiones en el aeropuerto. Que la ciudad no tiene por qué marcar temperaturas máximas más altas que las afueras (y sí noches más calurosas) ya lo contamos en Temperaturas, islas de calor y termómetros callejeros: tópicos y mitos. Recomendamos su lectura.

 Los 40 °C cordobeses en junio-julio-agosto 

Desde 1959, en Córdoba Aeropuerto ha habido al menos una tarde de 40 °C cada año excepto en dos: 1972 y 1977. Dos de 61 años. Es decir, parece que hay una probabilidad estadística basada en la serie histórica de un 96.7 % de que haya 40 °C al menos una vez al año. Sí, parece normal, por tanto, que «haga calor». Sin embargo, el análisis en profundidad revela asuntos de mayor calado.

Hasta 1988 (esto es, la primera mitad de la serie de datos), solo hay 8 meses de junio que alcanzaron los 40 °C. Desde 1989 hasta hoy ha ocurrido en 19 ocasiones. Más del doble. Para el mes de julio se tiene que, hasta 1988, en 6 ocasiones no se llegó a 40 °C. Desde 1989 solamente un mes de julio se quedó sin los 40 °C (2011). Por último, en cuanto a agosto, ocurre algo similar. Hay 9 meses de agosto sin 40 °C hasta 1988 y únicamente uno (1996) desde 1989.

Si se analiza el trimestre completo, los meses de junio-julio-agosto que han hecho triplete de 40 °C en el mismo año hasta 1988 se cuentan por 4. Desde 1989, 18. Más de cuatro veces. Por primera vez se han dado seis años seguidos con 40 °C en todos y cada uno de estos meses (desde 2014).

En estos meses, las máximas absolutas se encuentran así: 45.0 °C en junio (1965; uno de los pocos registros del siglo XX que aguantan), 46.9 °C en julio (2017; récord nacional en estaciones principales de la AEMet. Superó los 46.6 °C de julio de 1995) y 46.2 °C en agosto (2003).

 Los 40 °C cordobeses en mayo y en septiembre 

El mes festivo por excelencia tuvo sus primeros 40 °C el 17 de mayo de 2006. Con 40.1 °C batía un récord que databa de mayo de 1965 (39.0 °C). Solo existe otro registro de 40 °C en este mes. Fue el 13 de mayo de 2015. Con 41.2 °C, Córdoba Aeropuerto marcaba un nuevo récord en la máxima absoluta mensual. Más habituales son los 40 °C en septiembre. Se han registrado en 11 años, entre 1962 y 2018. En 1988 se dieron dos tardes seguidas a 43.8 °C (7 y 8 de septiembre), batiendo un récord que se había dado el día 6 (42.8 °C), que a su vez había superado los 41.8 °C del 6 de septiembre de 1970. Los 43.8 °C estuvieron vigentes como récord del mes hasta 2016. El 5 de septiembre la temperatura alcanzaba 45.1 °C y el mes se unía al club de los 45 °C donde ya estaban junio, julio y agosto. No quedó ahí el asunto. Al día siguiente, nuevo récord: 45.4 °C. Un más que posible récord de Europa en estaciones principales (Météo-France publicó aquel día que los 45.7 °C alcanzados en Montoro-Vega Armijo eran nuevo récord absoluto europeo de septiembre, en cualquier estación).

Tanto los porcentajes de probabilidad de tener 40 °C de mayo a septiembre como el promedio mensual de máximas de 40 °C en estos meses se ha incrementado desde 1989. Se ha duplicado la probabilidad de tener 40 °C en junio y se ha duplicado el número de máximas de 40 °C en meses típicos de calor como julio y agosto.

 Los 40 °C cordobeses al año 

¿Y qué ocurre con el total de 40 °C al año? Hasta hoy, se contabilizan hasta 677 máximas de 40 °C en Córdoba Aeropuerto. Una media de 11 al año. O entre 7 y 13 máximas si se quiere hablar de registros normales. De los 365 días del año, en 99 se han llegado a registrar máximas de 40 °C. Existen máximas de 40 °C desde el 13 de mayo hasta el 18 de septiembre. Todos los días de julio y agosto han registrado, al menos una vez, máximas de 40 °C.

De las 677 máximas de 40 °C, julio es el mes con más: 309. Le sigue agosto con 262. El 84 % del total se da entre ambos meses. En 1965 se dieron 19 máximas de 40 °C. Este valor resistió hasta 1991, cuando se estableció un nuevo récord y se pasó a 25 máximas. Menos iba a durar este récord: en 2006, 27 máximas. Y llegó 2017. Hasta 37 máximas de 40 °C, lo que superó en 10 el anterior récord y supuso casi el doble de las registradas en 1965. Y más del triple de lo normal. El mes de agosto registró 14 de las 37, lo que igualó el récord de agosto de 2003. Precisamente, entre finales de julio y principios de ese mes de agosto de 2003 ocurrió el periodo de máximas de 40 °C más largo: 17 días seguidos.

El año 2015 ya fue un aviso de lo que ocurrió en 2017. En julio hubo 18 máximas de 40 °C. El récord anterior era de 1989, con 15. Ese julio de 2015 acabó con una media de las máximas de 40.3 °C, récord de España y posiblemente uno, si no el que más, de los registros más altos en Europa.

Hasta la fecha, 2019 lleva 11 máximas de 40 °C. En la media y en lo normal para ser un verano considerado como atípico por algunos medios. No parece que lo esté siendo en Córdoba.

En el gráfico superior se puede comprobar cómo ha ido aumentando el número de máximas de 40 °C anuales en diferentes periodos (5, 10, 15, 20, 25 y 30 años de promedios móviles; la línea roja es la media de las diferentes medias móviles). Se puede observar cómo desde los años 80 se ha pasado de unas 7 máximas de 40 °C al año a más de 10, de 12 y hasta más de 15 en los últimos años.

En cuanto al listado histórico de máximas más altas, 16 han llegado a 45 °C o los han superado. Hasta 1988 hay 3 registros. Desde 1989 se han dado 13. La mitad del total, 8 máximas, se han dado en lo que llevamos de década (2011-). En lo que respecta a las máximas absolutas anuales, de 2015 a 2018 han quedado por encima de 45 °C en cada uno de esos años, un hecho que nunca había ocurrido antes (cuatro años seguidos). De momento, parece que no habrá quinto año seguido con máxima de 45 °C.

Por último, en el gráfico inferior se puede comprobar cómo ha aumentado la máxima absoluta anual. El gráfico recoge una línea central que es la media móvil (10 años) de la máxima absoluta anual. La línea superior es esta media móvil más una desviación típica de dicha media, mientras que la línea inferior es la media móvil menos una desviación típica. Se determina así un escenario de normalidad (la zona ocre y la zona naranja). Si en la primera mitad de la serie la máxima absoluta anual se encontraba en torno a 42-42.5 °C, con posibilidad de rondar los 40 °C justos por lo bajo y de alcanzar o superar ligeramente los 44 °C por lo alto, en la segunda mitad se sitúa en torno a 43-43.5 °C, no baja de 41 °C en la parte baja y ronda los 44-44.5 °C en la parte alta. Unos valores que estos últimos años rozan los 46 °C.

Fuente de los datos: AEMet / Infoclimat / INE Base Historia.

Análisis y comparación histórica, redacción y gráficos: Colectivo Meteofreak. En Twitter y en Facebook.TwitterFacebook

Etiquetas
Publicado el
22 de agosto de 2019 - 08:00 h
stats