El Cabril recibió 1.681,78 metros cúbicos de residuos radiactivos en 2013

Cementerio nuclear de El Cabril | MADERO CUBERO
El cementerio nuclear recibió los deshechos en 246 expediciones procedentes en su mayoría de instalaciones nucleares, hospitales, centros de investigación e industrias de todo el país

El Cabril recibió en 2013 un total de 1.681,78 metros cúbicos de residuos radiactivos: 769,64 metros cúbicos de baja y media actividad y 912,14 metros cúbicos de muy baja actividad. Estos residuos, según reza la nota de prensa oficial, llegaron a la instalación en 246 expediciones y, en su mayoría, 1.627, 32 metros cúbicos, procedían de instalaciones nucleares, aunque 54,46 metros cúbicos provenían de hospitales, centros de investigación e industrias de todo el país. Con lo recibido en 2013 El Cabril se encuentra al 69,61% de su capacidad para residuos de baja y media actividad y al 19,75% de su capacidad respecto a la primera estructura de residuos de muy baja actividad.

Desde el 1 de enero de 1986 hasta el 31 de diciembre de 2013 El Cabril ha recibido

un total de 38.295,105 metros cúbicos de residuos radiactivos. Los

de baja y media actividad almacenados ocupan 18 de las 28 estructuras de almacenamiento disponibles para este tipo de residuos. Otras dos estructuras se encuentran en funcionamiento y tres más están ocupadas temporalmente con residuos procedentes de incidentes registrados en acerías.

Respecto a los residuos de muy baja actividad, la primera estructura específica para este tipo de materiales que entró en funcionamiento en 2008 acumula 7.611,71 metros cúbicos. Esta estructura, la llamada celda 29, es sólo la primera de las cuatro previstas para esta tipología de residuos. En esta línea, el pasado 22 de enero, el Consejo de Seguridad Nuclear apreció favorablemente el plan de construcción de la segunda de estas estructuras, la denominada celda 30, cuyas obras comenzaron el pasado 26 de febrero y que permitirán al almacén cordobés disponer de dos estructuras en uso para almacenar los residuos de muy baja actividad.

La actividad del centro de almacenamiento ha estado sometida a los controles externos y auditorías habituales en este tipo de actividad. En 2013 El Cabril recibió 11 inspecciones del Consejo de Seguridad Nuclear, así como auditorías de Aenor, Euratom o la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales. Además de estos controles externos, Enresa realizó 6 auditorías internas y 656 inspecciones de garantía de calidad en la instalación cordobesa.

Otro de los datos que corroboran el óptimo funcionamiento del almacén de El Cabril son las 1.036 muestras de agua, aire, sedimento o alimentos tomadas, en 125

puntos de muestreo, dentro del Plan de Vigilancia Radiológica Ambiental y que certifican el nulo impacto radiológico de la instalación en el entorno.

Por otro lado, la plantilla de El Cabril se mantiene estable en 127 trabajadores: un 66% de ellos viven en municipios del entorno, un 16% en Córdoba, un 15% en otros municipios de Córdoba y un 3% en otras provincias. El almacén genera además empleo directo a través de contratas, con 90 trabajadores de media que acuden diariamente al centro de almacenamiento.

Proyectos para 2014

Entre las principales actividades que desarrollará El Cabril durante este año destaca la construcción de la celda 30 para residuos de muy baja actividad. Las

obras comenzaron en el mes de febrero, se prolongarán durante 18 meses y supondrá una capacidad de almacenamiento adicional de 33.000 metros cúbicos.

Otro de los hitos del año es el cierre de la estructura número 18, ubicada en la plataforma sur de almacenamiento para residuos de baja y media actividad. Este proceso comenzó el pasado día 12 de marzo, estando prevista la finalización de los trabajos en agosto de este mismo año.

Finalmente, hay que señalar que El Cabril recibió el pasado año 4.633 visitantes. A 31 de diciembre el número de visitantes acumulados desde 1992 ascendía a 99.152. Precisamente, la pasada semana, el centro de información de El Cabril recibió a su visitante número 100.000.

Enresa sigue

apostando por promover el conocimiento de la instalación al público interesado en cómo se gestionan en España los residuos de baja y media actividad, por eso ha puesto en marcha un proyecto para remodelar el centro de información de El Cabril y adaptarlo a la última

tecnología. Las obras de este nuevo espacio se iniciarán este año y costarán un máximo de 158.000 euros.

Etiquetas
stats