El Ayuntamiento constituye la Mesa del Casco con agentes sociales y vecinales para elaborar el plan de usos

La delegada de Casco Histórico, Laura Ruiz.

El gobierno municipal tiene previsto aprobar el próximo lunes 7 de octubre en Junta de Gobierno Local la creación de la Mesa del Casco Histórico, que estará constituida por una treintena de agentes sociales y vecinales y tendrá como objetivo elaborar una memoria que será la directriz del próximo Plan de Usos de esta zona de la capital.

Así lo ha anunciado la delegada de Casco Histórico del Ayuntamiento, Laura Ruiz, quien ha explicado que la Mesa del Casco Histórico tendrá su primera reunión el 14 de octubre y en ella estarán presentes los representantes de las asociaciones de vecinos La Axerquía, La Medina, Alcázar Viejo y la asociación de Vecinos, Consumidores y Usuarios del Centro Histórico, además de CECO, empresarios de hostelería, empresarios de hospedaje, Comercio Centro, Comercio Córdoba, la asociación de comerciantes de la Judería, la asociación de joyeros, empresarios de la construcción, artesanos, informadores turísticos, el Cabildo, la Universidad, la Real Academia, un representantes de la Comisión de Accesibilidad, la empresa gestora del Palacio de Congresos, el sector del taxi, la Fundación Cajasur, la Agrupación de Hermandades y Cofradías, la asociación de Amigos de los Patios, el hospital de Cruz Roja y la Federación de Peñas.

Desde el gobierno municipal se ha mantenido contactos previos con todos los colectivos en una treintena de reuniones en estos meses. La Mesa del Casco Histórico tendrá una duración de tres años para elaborar la memoria que será la base del próximo Plan del Usos del Casco, según ha explicado Ruiz. La periodicidad de las reuniones de trabajo de la Mesa del Casco se establecerá en la primera reunión, aunque la delegada municipal prevé que sea cada dos meses.

Regulación de actividades

Así, la Mesa del Casco “tiene como finalidad estudiar la regulación de todas las actividades, servicios y equipamientos del casco histórico de la ciudad”, regulación que se establecerá en el Plan de Usos que, cuando esté acabado, se enviará a la Unesco.

Laura Ruiz ha apostado por “organizar en el tiempo y en la ubicación” las actividades que se desarrollan en el casco de la capital y ha señalado que el gobierno municipal no “va a esperar a que el plan esté terminado para ir implementando acciones” en ese sentido.

A juicio del gobierno municipal, esta mesa de trabajo cuenta con “una amplia participación, con todos los grupos de intereses, personas u organizaciones que están afectadas por el plan. Van a estar presentes, implicados y aportando su contribución para llenar de contenido el plan de gestión”

Objetivos del Plan de Casco Histórico

Los objetivos que persigue el Plan de Usos del Casco será “garantizar la conservación de la zona Patrimonio de la Humanidad y de todo el casco, fortalecer su singularidad, activar la economía, compatibilizar las actividades de usuarios, visitantes y residentes, y moderar los impactos derivados de las acciones que diariamente se desarrollan en el casco”.

A juicio de Laura Ruiz, este será “el marco para normalizar y reglar planes y programas sectoriales, como de comercio, de cultura, de movilidad, etc. Y como todo plan debe de dotarse de mecanismos de seguimiento y de corrección”. El plan será redactado por técnicos municipales contando como base con el documento que se extraiga de la Mesa del Casco.

Para esa redacción se tendrá en cuenta la amplia superficie del casco y la singularidad de cada zona -la zona Patrimonio de la Humanidad, la zona comercial y la zona de La Axerquía-. “Debemos tener un conocimiento profundo del casco, aplicar criterios de la propia Unesco, analizar los problemas y conflictos que existen, diagnosticar la situación y tendencias en el casco, tener criterios de gestión y también distinguir lo que es cotidiano, lo que es excepcional y lo que es a largo plazo”, ha explicado la delegada.

A partir de ahí, el plan conllevará “propuestas en materia turística, comercial y otras actividades. Esas son las pinceladas genéricas, las directrices amplias de por dónde va a ir el plan de gestión, que sea coherente, funcional y realista y que, cuando tenga listo el borrador, se entregará a los distintos grupos políticos municipales.

Etiquetas
stats