La asamblea de Ganemos decidirá si se sube el IBI el 4%

.
El PP anuncia que se echará a la calle para recoger firmas que soporten sus alegaciones para que no se suban los impuestos en el Ayuntamiento

En el momento más tenso entre la relación entre el cogobierno del PSOE e IU en el Ayuntamiento de Córdoba y la agrupación de electores de Ganemos, tendrá que ser la asamblea de estos últimos la que decida si el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) se sube o no el 4%, tal y como ha planteado el equipo de gobierno. Este miércoles, el portavoz municipal de Ganemos, Rafael Blázquez, ha anunciado que el voto de los cuatro concejales de la agrupación de electores lo decidirá la asamblea.

El voto de estos cuatro ediles es clave para sacar adelante tanto el proyecto de ordenanzas fiscales como los presupuestos. El PP ya ha anunciado su total oposición. De hecho, este miércoles, el viceportavoz popular, Salvador Fuentes, ha anunciado que su grupo se echará la calle a recoger firmas contra la propuesta de ordenanzas fiscales, que considera que "le mete la mano en el bolsillo a los cordobeses".

Antes, Rafael Blázquez insistió en que "cuando tengamos la documentación" sobre las ordenanzas fiscales "tendrá que verlo la asamblea". "Este año nos encontramos con un añadido que es queel acuerdo de ejecución presupuestaria no se ha cumplido", agregó. "Vamos a tener que convocar a la gente para ver qué apoyo damos a sabiendas de que esto no se ha cumplido. No parece claro que vayamos a respaldar la misma situación que hasta ahora", enfatizó Blázquez.

El año pasado, el equipo de gobierno pudo aprobar sus primeros presupuestos gracias al voto de Ganemos y a un apoyo que consiguió al final de Ciudadanos. Ahora, el voto de Ciudadanos, aunque sea favorable, no sería definitivo, ya que Ganemos y el PP sumarían mayoría absoluta en contra. Por eso, la decisión de la asamblea de la agrupación de electores es clave.

El PP ya ha anunciado el inicio de una batalla contra la política presupuestaria municipal. Fuentes detalló que el incremento de las ordenanzas fiscales es del 2,79% y la presión fiscal se aumentará en un 7,5%. "Es una decisión política de subir impuestos para atracar el bolsillo de los cordobeses". Así, cifró en 4.780.385 euros el aumento de los ingresos, en un año en el que, dijo, el superávit previsto es de 6,6 millones de euros. "Si te sobran 6,6 millones para qué subes 4,78 millones de euros. No tienes necesidad de aumentar la presión fiscal de los cordobeses", insistió.

Además, Fuentes planteó lo que consideró un "agravio" y es que el "Ayuntamiento de Sevilla desiste de actualizar los valores catastrales" a través de una carta que su alcalde, Juan Espadas, ha enviado al Gobierno. "¿Qué tiene Espadas que no tenga Ambrosio? ¿Porqué renuncia Espadas y no Ambrosio?", se preguntó.

"Todavía hay margen de maniobra para bajar el IBI. Le exigimos al equipo de gobierno que lo haga", insistió. Por eso, "nos vamos a ir a la calle a pedir firmas para que soporten las alegaciones del PP. Esto es un asalto al bolsillo de los cordobeses", concluyó.

Etiquetas
stats