Ambrosio advierte del “incremento de la desigualdad” en los ámbitos político y laboral

Isabel Ambrosio, en la jornada 'Feminismo en la Agenda Política'.

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, advirtió este miércoles de que tras una década de “progresos” en la reducción de “la brecha de género”, este año se observa “con preocupación” como muchos indicadores “no solo se han estancado, sino que han retrocedido”. La caída, añadió, “se debe fundamentalmente al incremento de la desigualdad en la representación política y en el lugar de trabajo”.

La primera edil realizó dichas declaraciones en el marco de la jornada sobre Feminismo en la Agenda Política. En su intervención manifestó que precisamente en “la esfera laboral y los entornos económicos es donde la brecha de género es más desafiante y donde la igualdad no se prevé que sea una realidad hasta dentro de más de dos siglos, según conclusiones del Foro de Davos”.

En este sentido, señaló que el hecho de que “haya más mujeres en política garantiza que se traten y prioricen problemas sociales, educación o sanidad”, algo que tiene impactos “muy positivos en la igualdad”. Aunque comentó citando a la directora de la Cátedra de Género de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, Laura Nuño, que “un gobierno paritario no es suficiente para garantizar una igualdad real en la política, ni en la sociedad”.

Mientras, destacó que jornadas como estas son “más necesarias que nunca”, porque se asiste a “hechos incuestionables, como que el empoderamiento político de las mujeres se encuentre en su nivel más bajo desde 2007”. Al respecto indicó que aunque “España escala puestos y pasa del 29 al 24, se sigue suspendiendo en materia de Igualdad, porque en 2006 España figuraba en el puesto número once del ranking”.

Asimismo, remarcó que “invertir en igualdad no solo es una obligación moral, sino que además es muy rentable económicamente”. Al mismo tiempo defendió la obligación de “poner en práctica actuaciones que promuevan políticas de igualdad, más que nadie las administraciones públicas y entre ellas, los ayuntamientos, como la instancia más cercana a la ciudadanía y la que debe mejorar y sensibilizar”.

Por tanto, declaró que la obligación del Consistorio es “ir dando pasos, en un proceso muy participativo, donde se escuchen todas las opiniones, para ir generando un plan de trabajo que permita actuar con método”. Pero mientras se alcanza esa meta, “las cosas siguen sucediendo y esta ciudad ha ido dando pasos para que la igualdad forme parte de la agenda política y se hable de ella, para que sea una prioridad en la ciudad, para que se hagan políticas de igualdad y presupuestos sensibles al género”, argumentó.

No en vano, resaltó que se trata de entender que “la igualdad además de la meta es el camino”. “Mientras se llega a ella hay que recorrer ese trayecto que surge de las experiencias y motivaciones que tiene el movimiento feminista en esta ciudad y del compromiso de este gobierno municipal de que la igualdad sea una prioridad”, agregó.

Al respecto, Ambrosio elogió que todo ello “se está consolidando, gracias a que la gente se va comprometiendo cada día más a que la igualdad tiene que formar parte de las políticas que se hagan en este Ayuntamiento, con ese concepto transversal”. En definitiva, la alcaldesa subrayó que “trabajar por la igualdad no es una moda, es una necesidad imperiosa, teniendo en cuenta que según una de las conclusiones del último informe del Foro Económico Mundial, la sociedad tardará no menos de cien años en conseguir que hombres y mujeres tengan la misma participación política, acceso a la educación, a la salud, o a la igualdad económica y laboral”.

Etiquetas
stats