Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de este domingo

La Agonía, en el camino de un sueño

María Santísima, Madre del Redentor, Nuestra Señora de la Salud | TONI BLANCO

Rafael Ávalos

0

El reparto de papeletas de sitio, la limpieza de enseres o los ensayos de las cuadrillas de costaleros son parte del panorama cofrade de estas fechas. La Cuaresma avanza con una intensa agenda de cultos y actos, pero también con una actividad creciente en otro aspecto fundamental. Ése no es otro que la preparación por parte de todas y cada una de las hermandades de sus estaciones de penitencia la próxima Semana Santa. A los días de Pasión, para los que resta menos de un mes, mira también la Agonía, que sin embargo comienza a pensar de manera inevitable en el Martes Santo de 2018. La corporación del barrio de El Naranjo continúa adelante en el camino de un sueño. Se trata de la salida procesional de Nuestra Señora de la Salud, prevista para el próximo año. En ese sentido, la cofradía radicada en la iglesia parroquial de Santa Victoria sigue adelante en el proceso dirigido a completar el paso de palio para su titular.

La Agonía no deja de dar pasos hacia el cumplimiento de su gran aspiración. Todavía requiere de algunos años para que la consecución de su objetivo sea total, pero éste comienza a cobrar forma. Una realidad palpable los últimos días durante el quinario en honor al Santísimo Cristo de la Agonía, en el que fueron expuestas las primeras jarras del futuro paso de palio de Nuestra Señora de la Salud. Son cuatro las que posee ya la corporación del barrio de El Naranjo, obra del orfebre Manuel Valera sobre diseño de Manuel Jiménez y Julio Ferreira, que también son autores del resto de dibujos de un proyecto que llena de ilusión a la corporación del barrio de El Naranjo. Estas piezas de orfebrería están terminadas en color plateado y dorado y enriquecidas con pedrerías de esmaltes color rubí y zafiro. Presentan además cartelas centrales que incluyen el texto Mater Christi, así como grifos alados a modo de asas.

Tras la entrega de estas piezas, Manuel Valera continúa su labor para acabar el juego completo de jarras y ensaladeras, elementos que no son los únicos en proceso de ejecución. Porque también desarrolla su trabajo Francisco Mira, quien en la actualidad y desde hace tiempo lleva a cabo el bordado de la toca de Nuestra Señora de la Salud dentro de un contrato en el que se incluye el frontal de la bambalina del palio. Es así como la hermandad de la Agonía camina con paso medido pero firme hacia el sueño de ver a su titular mariana en las calles de la ciudad. Si no sucede nada que lo impida, la primera salida procesional de la imagen tendrá lugar el Martes Santo de 2018. Una fecha a la que mira con ilusión la corporación radicada en Santa Victoria. “Después de 30 años, es algo muy emocionante”, señaló su hermano mayor, Carlos Recio. De esta forma, el rector de la cofradía del barrio de El Naranjo hizo referencia a la coincidencia en el tiempo con la conmemoración de la hechura de la Virgen. Fue en 1988 cuando Miguel Ángel González Jurado realizó la talla de la Dolorosa.

Las últimas novedades del proyecto, así como la totalidad de éste en realidad, fueron parte del Cabildo que celebró el pasado sábado la hermandad de la Agonía. En esta cita, los hermanos pudieron observar los dibujos de Manuel Jiménez y Julio Ferreira en lo que fue, según palabras de Carlos Recio, una exposición meramente informativa. En relación al paso de Nuestra Señora de la Salud, el hermano mayor de la cofradía del Martes Santo indicó que el rojo sacramental será el color del palio y adelantó cuál es la línea marcada en la ejecución del conjunto. “Se va a completar de arriba abajo”, apuntó en ese sentido. Es decir, la intención de la corporación es continuar tras estos primeros trabajos con la confección de las bambalinas para después seguir el proceso con la realización de la candelería y los varales, así como los respiraderos. Como es lógico, eso no significa que no existan esos elementos de cara a la salida procesional en 2018 de su titular.

De cara al año próximo, la hermandad no tendrá sólo las piezas mencionadas sino también otras provisionales. Meses atrás, en 2016, la Agonía adquirió un conjunto de varales pertenecientes al palio de la Virgen de la Oliva de la Borriquita de Alcalá de Guadaíra. También se hizo con los elementos de candelería, de Angulo Bronces de Lucena. Cada una de esas partes del paso de palio de Nuestra Señora de la Salud llegará durante los próximos años, en un proceso en el que la corporación del barrio de El Naranjo no se marca plazos, dado el esfuerzo que supone siempre en materia económica un proyecto como éste. En ese plano, Carlos Recio apuntó que la cofradía cuenta en la actualidad con los fondos para responder a los pagos por la ejecución de las jarras, de la toca y del frontal de la bambalina. Fondos procedentes de un préstamo que asumirá por medio de una nueva campaña de huchas pro palio, que ya desarrolló el pasado año y que en breve, en Cuaresma, volverá a poner en marcha.

Por otro lado, el hermano mayor de la Agonía se mostró tranquilo en lo que se refiere a la composición de plantillas de costaleros para Nuestra Señora de la Salud, para lo que existe una campaña en redes sociales desde tiempo atrás. “Ahora tenemos tres cuadrillas para el Señor y una irá para la Virgen. No vamos a tener problemas y lo normal es que podamos tener dos cuadrillas para cada paso”, expuso Carlos Recio en ese sentido. Pero las labores en torno al palio no son las únicas que afrontó en los últimos meses la corporación radicada en Santa Victoria, puesto que también encaró la restauración de los soldados romanos que completan la escena del Misterio del Santísimo Cristo de la Agonía. En realidad el trabajo, que completó el imaginero que los tallara una década atrás, Sebastián Montes, consistió en un saneamiento. También fueron restaurados los ciriales, tarea que corrió a cargo de Rafael Rubio.

Etiquetas
stats