Adelante alerta de la “desprotección” de las empleadas del SAD en Montilla afectadas por un ERTE

La parlamentaria andaluza por Córdoba de Adelante Andalucía Luzmarina Dorado, en una imagen de archivo.

Adelante Andalucía ha lamentado este martes la “desprotección de las trabajadoras del Servicio Ayuda a Domicilio (SAD) de Montilla (Córdoba) perjudicadas por el ERTE presentado el pasado 23 de abril por Monsecor, a raíz de la reducción de las horas de servicio por parte del Ayuntamiento, pese a contar con el compromiso de pago de la Junta de Andalucía, tras haber entregado la solicitud de ayuda de cotización a la Seguridad Social y las nóminas con el pago correspondiente”.

A este respecto y en un comunicado, la parlamentaria andaluza por Córdoba de Adelante Andalucía Luzmarina Dorado, ha rechazado el ERTE previsto por la citada empresa adjudicataria del SAD, “por el que se verán perjudicadas casi una treintena de trabajadoras”, y ha pedido al Ayuntamiento de Montilla y, en última instancia, a la Junta de Andalucía, “que intervengan y no dejen a las trabajadoras en una situación de vulnerabilidad y desprotección laboral más acuciante, si cabe, de la que vienen siendo víctimas en los últimos años”.

Así, la parlamentaria ha dicho esperar “que el ERTE no se lleve a término”, al considerar que “la garantía de pago de la Junta de Andalucía hace que la reducción de las horas de servicio por parte del Ayuntamiento y la aplicación del expediente deje de tener sentido”, más aún cuando “90 de las 120 trabajadoras de la plantilla se han visto abocadas a una huelga, vigente todavía hoy, porque en Monsecor no se está cumpliendo el convenio de los trabajadores”.

Además, “existe un informe de la Inspección de Trabajo por incumplimientos normativos en este sentido, porque, entre otras cosas, no se les incluyen en el contrato los trabajos de fin de semana, ni se les retribuyen esas horas, y tampoco los pluses por domingos y festivos”, a lo que se suma que “el salario base está, en términos comparativos globales, 260 euros por debajo del convenio estatal, las empleadas no tienen acceso al descanso intersemanal y la empresa les aplica 1.800 horas anuales en lugar de las 1.755 reglamentarias”.

Finalmente, desde Adelante Andalucía han manifestado su apoyo a la labor del sindicato CTA, así como su compromiso “de hacer todo lo posible para que la difícil y delicada situación que atraviesan las trabajadoras llegue a término”, esperando “que la Junta de Andalucía intervenga y esclarezca la situación, y que el Ayuntamiento de Montilla, que tiene convenio con la empresa para la que trabajan y que ha reducido recientemente las horas de servicio, asuma su responsabilidad y no deje a estas empleadas en la situación de desamparo”.

Etiquetas
stats