En abril lluvias mil: chubascos y tormentas para la quinta semana de confinamiento

.

Si el fin de semana ha supuesto un freno a la tendencia húmeda con la que ha arrancado la extraña primavera de 2020, el lunes comienza un nuevo episodio lluvioso en el que los chubascos y las tormentas se convertirán en parte habitual del paisaje. El descuelgue de una borrasca fría hasta las inmediaciones atlánticas de la Península va a condicionar el tiempo durante buena parte de la semana. Una combinación perfecta de aire frío, flujo húmedo y alta insolación para la formación y desarrollo de tormentas desde el Golfo de Cádiz, que encarrilarán el valle del Guadalquivir, curso arriba, para dibujar una semana protagonizada por la lluvia y el granizo.

El centro de la baja va a situarse en el entorno del Cabo de San Vicente, donde permanecerá relativamente estacionaria hasta su interacción con una segunda borrasca atlántica. Desde allí va a inyectar un incesante flujo húmedo del suroeste hasta la Península Ibérica, a la que llegarán incistentemente bandas de precipitación, tanto en forma de chubascos como de complejos de carácter tormentoso.

Ningún punto de la provincia quedará al margen del azote de la lluvia, que por su origen podrá ser de carácter torrencial en algunos momentos. El momento crítico podría darse durante la mañana del próximo miércoles, con la mayor cercanía del centro de la borrasca a la Península. Antes que eso la llegada de chubascos dispersos ya habrá afectado a la provincia en las jornadas previas. Típico escenario de mañanas soleadas y tardes de lluvia puntual.

Pero será la jornada del miércoles cuando la lluvia podrá afectar de manera más intensa y generalizada a buena parte de la provincia. Para entonces el barrido de un frente asociado a la borrasca dejará precipitaciones moderadas que podrán dejar más de 15 litros por metro cuadrado en una hora. Lluvia que tendrá continuidad, ya en forma de chubascos residuales durante el resto de la jornada y que seguirán produciéndose, ya con menor intensidad, entre las jornadas del jueves y el viernes.

Las temperaturas por su parte se mantendrán muy estables a lo largo de la semana, oscilando las máximas entre los 20 a 24 grados en el valle del Guadalquivir y del orden de 18 a 22 grados en el resto de la provincia. Las mínimas seguirán en el mismo rango de jornadas anteriores, rondando los 10 grados a primeras horas de la jornada en casi toda la provincia.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats