Unos 7.000 jóvenes obtendrán la bonificación de su matrícula universitaria

Estudiantes de la UCO.

Unos 7.000 jóvenes que estudian en la Universidad de Córdoba están pendientes de la aplicación de un decreto aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía por el que se le bonifica el pago de su matrícula, según confirman fuentes del ejecutivo andaluz.

La Junta de Andalucía aplicará desde septiembre bonificaciones de hasta el 99% del coste de la carrera universitaria a los estudiantes de sus nueve campus públicos. Cada alumno deberá pagar el primer curso, salvo si tiene beca, y el resto podrá salirle casi gratis si aprueba todas las asignaturas.

El Gobierno andaluz calcula que la medida puede beneficiar a más de 30.000 alumnos en toda Andalucía, 7.000 en Córdoba, y costaría unos 29 millones, apenas un 2% del presupuesto total de sus universidades.

La bonificación, que se aplica por primera vez en España, tiene como objetivos acercar el sistema andaluz de educación universitaria a países referentes en Europa que tienen matrículas gratuitas o simbólicas, como Francia y Alemania, y avanzar en la igualación de la formación superior con el resto de servicios públicos básicos (la salud o la educación preuniversitaria entre ellos) mientras se reclama al Gobierno central la gratuidad total del sistema.

El Gobierno central es quien fija las horquillas de precios públicos para que luego cada comunidad autónoma establezca sus propias tarifas. Así que para empezar a aplicar esta fórmula en su propia comunidad, se busca que se acerque a la gratuidad total. De este modo, la Junta aplicará bonificaciones de hasta el 99% del coste, en función de las asignaturas aprobadas desde el primer curso.

Esto es, en el año inicial de la carrera, el estudiante deberá pagar todos los créditos de los que se matricule, salvo si tiene beca. Un curso suele incluir 60 créditos, que en Andalucía cuestan 757 euros. Si al año siguiente obtiene al menos un cinco de nota en todas las asignaturas, podrá matricularse de otros 60 créditos casi gratis, ahorrándose 749,4 euros. Por cada crédito aprobado por curso —que incluye dos convocatorias de examen: ordinaria y extraordinaria—, abonará un precio simbólico del 1% al año siguiente.

Grados y maestrías

La medida se incluirá en el decreto de precios públicos que la Junta de Andalucía prepara cada año, como el resto de comunidades autónomas. Y será de aplicación tanto en los grados universitarios —donde prevén hasta 30.000 potenciales beneficiarios y un coste de 23 millones anuales— como en los másteres habilitantes (los que hay que cursar para ejercer una profesión, como la abogacía) y los no habilitantes. Para estos últimos, aún no hay una estimación de alumnos, pero sí de coste: seis millones de euros más. Son 29 millones que incluirán en el plan de financiación de las universidades públicas andaluzas, cuyo presupuesto total ronda los 1.400 millones de euros.

La bonificación del 99% se aplicará en grados y másteres a alumnos de las universidades públicas de Andalucía que no cumplan los requisitos para obtener la beca del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD), lo que acreditarán firmando una declaración responsable. De este modo, un estudiante con buen rendimiento podrá cursar sus estudios de Grado abonando casi únicamente el primer curso, con un ahorro total del 75% de los costes, así como realizar el máster prácticamente gratis.

La bonificación se aplicará también en el caso de los estudios realizados dentro de los programas de movilidad estudiantil, como Erasmus, Séneca y otros en el marco de la Unión Europea, o a los realizados mediante convenios específicos entre universidades. Los alumnos que provengan de traslados de expedientes de otras universidades nacionales o extranjeras podrán beneficiarse de la medida a partir del segundo año, al igual que los estudiantes con beca de matrícula del MECD que pierdan esta condición a lo largo de sus estudios.

Junto con la bonificación, el decreto aprobado mantiene como en el curso anterior los precios de los grados y másteres para todas las ramas del conocimiento, rechazando la posibilidad establecida por el Gobierno central de gravar las enseñanzas más técnicas. De esta forma el Ejecutivo andaluz garantiza que el alumnado pueda elegir sus estudios según sus capacidades y con independencia del nivel de renta familiar.

Los costes del grado se congelan por quinto año consecutivo en 12,62 euros por crédito en primera matrícula, además de igualar el precio de los másteres no habilitantes con los que sí habilitan para el ejercicio profesional, reduciéndolos a 13,68 euros. Del mismo modo permanecen como en el pasado curso las cuantías de doctorados (13,68 euros) y tutela académica del periodo de investigación (60,30).

Durante los últimos tres ejercicios se han mantenido los costes de los másteres habilitantes prácticamente sin variación y se han reducido progresivamente los de los no habilitantes, cuyos precios ahora se igualan a la baja. Este medida es posible debido a que el Gobierno central ha reducido el límite inferior de la horquilla de precios para estos estudios. La Junta de Andalucía, que llevaba años reivindicándolo, lo ha aplicado de inmediato.

El decreto de precios públicos también consolida medidas sociales desarrolladas en los últimos años, como el fraccionamiento del abono de las matrículas hasta en ocho plazos; las exenciones para las víctimas de violencia de género y para personas con discapacidad; la gratuidad en la primera matrícula para los Premios Fin de Grado y a las medallas en olimpiadas científicas, y las devoluciones del 70% de la segunda matrícula a quienes aprueben una asignatura en convocatoria extraordinaria.

Etiquetas
stats