Los más de 150 'culpables' de la ocupación de Rey Heredia

Distintos autoinculpados entre los que destaca el coordinador provincial de IU.
La Acampada Dignidad inicia una campaña de autoinculpación en solidaridad con los ocho imputados por la ocupación del antiguo centro escolar, que tendrán que comparecer ante el juez el próximo jueves

El muro de Facebook de la Acampada Dignidad ya se ha llenado este fin de semana de fotografías que parecen sacadas de una comisaría de Policía, sino fuera porque alguno de sus protagonistas sonríen (la mayoría no) y porque también hay niños. Se trata de la masiva campaña de autoinculpación llevada a cabo por el colectivo que desde el pasado mes de octubre ocupa el antiguo centro escolar Rey Heredia, en las inmediaciones de la Torre de la Calahorra. Por esa ocupación, ocho personas tendrán que comparecer el próximo jueves ante el juez José Luis Rodríguez Laínz, titular del Juzgado de Instrucción número 4, en calidad de imputadas por la ocupación del centro.

En estos momentos, más de 150 personas han prestado su imagen, su nombre y sus apellidos para autoinculparse como ocupas de Rey Heredia. Entre los rostros más conocidos destacan el excoordinador federal de IU y exalcalde de Córdoba, Julio Anguita, el coordinador provincial de IU, Pedro García, o uno de los líderes de los movimientos socioecologistas en Córdoba, Pepe Larios. Además, destacan la mayor parte de los activistas que casi a diario participan en las distintas actividades en Rey Heredia, así como otros integrantes de distintos colectivos sociales y vecinales de la ciudad.

El Ayuntamiento de Córdoba, propietario del edificio ocupado, está personado en la causa judicial y ha solicitado a Rodríguez Lainz que ordene el desalojo del mismo. De momento, el juez que instruye la causa no ha llegado a decidir aún tal extremo, aunque es una medida que no se descarta en las próximas semanas.

La Acampada Dignidad ocupó Rey Heredia en octubre. Desde entonces, han limpiado, pintado y remozado todas las dependencias a pesar de que han visto cómo el Ayuntamiento les cortaba el suministro eléctrico y también el de agua. Este último fue interrumpido hace apenas dos semanas.

Etiquetas
stats