Peluqueros engañados ¿o lo admiten sin pestañear?

Recientemente, he puesto en marcha una página web –que os recomiendo visitar- donde se publicitan mis últimos libros, algunos de ellos expresamente para el sector peluquero y otros para el mercado mayoritario: asgproducciones.com (Plataforma Cultural para el Mundo de la Peluquería). Nada extraordinario este hecho, pues es bien sabida mi inclinación por la comunicación, por informar, por llevarles a los demás los conocimientos que -en más o en menos poseo- al respecto de mi profesión, bien sean particulares o pertenecientes a este círculo profesional en el que llevo inmerso más de cuarenta y cinco años, desde 1.960, algunas veces de forma muy comprometida y sometido a críticas muy severas por no comulgar con las ruedas de molino a las que está sometido el peluquero de forma incuestionable, esas mismas a los que la troika pelambrera (el sistema impuesto, sea asociativo, empresarial, informativo o enseñante) impone (ha impuesto desde hace años) tan equivocadamente a seguir, mientras muchos de mis colegas, al parecer, están de brazos caidos, algunos nadando entre la inercia de sus impropiedades, como suelen ser las rebajas y ofertas continuadas en sus precios con tal de mantenerse.

Pues bien, asgproducciones.com ha nacido en base a esta situación. Porque, por otra parte, son muchos, que no yo solamente, quienes desean apartarse de este nefasto camino que no le ha conducido a nada más que al estar sometido a un sistema dictatorial, egoísta a tope, solamente guiado por sus beneficios económicos, mientras engaña, miente y enreda al consumidor particular y al profesional a la vez. Hasta el punto de fabricar idénticos productos para ambos mercados. Así, descaradamente y sin respeto o contemplación alguna para el peluquero/a. Incluso el mismo Llongueras fabricando idénticos productos con su nombre, mientras alega por las teles . El sumun de la desvergüenza.. Aunque en el caso de las firmas capilares es aún peor, puesto que en los elaborados para peluquería indican , ¡¡siendo iguales en sus formulaciones a los del mercado mayoritario!!

¿Cómo se le llama a esto? 

Me explicaré mejor: Las firmas capilares nunca, jamás, ninguna de ellas, se iniciaron en base a sectores ajenos al profesional peluquero. Solamente lo fueron, hasta 1.975, cuando comenzaron a proliferar en España tanta perfumería, droguerías y supermercados, a la vez que tanta academia de peluquería en donde fabrican –titulándolos con un diploma ramplón que nada vale ni autoriza- a los iniciados en el ramo peluqueril. (Perdón, pero no tengo mejor término para descifrarlo). Y, por si faltara algo, anulándose -por el presidente Suárez, en 1.977-  el carnet profesional y el de empresa responsable (para ejercer este loable oficio mediante una criba el primero o para abrir una peluquería el segundo, lo que actualmente es exigido en fontaneros, electricistas, en técnicos de lavadoras…) y la figura del aprendiz que tan buena labor desarrollaba –incluso para él mismo- allá donde estuviera ejerciendo como tal. Y a partir de aquí… la acabose.

Y como para muestra basta un botón, ver la prueba de cuanto admiten mis colegas como engaño por parte de ciertas empresas que se las dan de calidad, de distinción, de diferentes en sus formulaciones, del no va más… siendo tan incierto a como yo soy obispo. En este caso son de la empresa Salerm, pero, vamos, me es igual en L’Oreal, Wella, Schwarzkopf, Eugène, etc. etc., etc. (Extraído de mi libro ), amén de otras marcas de estas mismas empresas que fabrican a su antojo jugando al escondite:

"De Salerm-Profesional, formulado para el nº 5 (castaño claro), de venta "

     

"De Salerm para perfumerías, droguerías y supermercados (actualmente en supermercados LIDL y antes en Mercadona) siendo más barata y de idénticos resultados a las tinturas profesionales"

Y aquí viene lo anecdótico, a la vez que ignominioso para el profesional: Está engañado a tope, lo que admiten la mayoría sin pestañear. Pero, mientras tanto, ¿qué hace las asociaciones profesionales? ¿Y las revistas del sector? ¿Y lo académicos enseñantes? ¿Y los técnicos de las empresas capilares? Silencio, silencio sepulcral a todos, a pesar de haberle comunicado –en su día- su desacuerdo la Asociación Nacional de Peluqueros, por medio del que fuera su presidente, Luís García. Pero no con esas.

Bien es verdad que, por otro lado, de esta situación se aprovecha la mujer y el hombre ajeno al nuestro mundillo. Las empresas comerciales le han indicado el camino de la seguridad en la aplicación de los productos para el cabello, de la misma forma que anteriormente lo efectuaran con las cremas de belleza (mascarillas faciales, reductoras, anti ojeras, etc.), además de por cuantos ellas y ellos aprenden como modelos a seguir por medio de revistas y las teles, siendo ambas cosas lo que le merma al peluquero/a en su cajón diario, además de en el de su imagen como profesional. Un galimatías después de todo, a lo que añado ser una impropiedad –a todas luces demostrable- de las empresas capilares con la que enriquecerse a espuertas, lo que podría ser denunciable, precisamente, al no ser de , a pesar de cuantas parafernalias le realicen para que avance por medio de eventos, demostraciones o cursos técnicos-artísticos… aquello que la mujer y el hombre particular ¡¡se lo hacen solos en su casa!! Todo, debido a lo repetitivo de los modelitos basados en aquellos sistemas broushing que unos pocos –muy pocos- iniciamos por los años ’60. ¡¡Y ya ha llovido!!

En definitiva: Lo que es bueno para la abeja reina debería ser bueno para el enjambre. O por un lado te sonrío mientras te muerdo con los dientes que te enseño, dos cuestiones que se traducen en contra del peluquero o .

Alégrate pues, mujer, de tener a tu alcance en perfumerías, en droguerías supermercados unos productos capilares que ciertamente son de similar formulación -cuando no iguales- a los profesionales.

¡¡Hala!! ¡¡Y que sigan aguantando los peluqueros mientras se la endiñan aquellos en los que confía!!

Otro día ya les contaré a ellos algo más de lo que denunciamos en asgproducciones.com y el porqué de este artículo. ¡¡Van a flipar!!

Etiquetas
Publicado el
28 de marzo de 2017 - 07:17 h
stats