La luna, el agricultor y el cabello

El tema que voy a tratar va de vigor, de fuerza, esa misma que necesitan los cabellos finos y que son la pesadilla de muchos hombres y mujeres…

Frases como "¡¡Qué pesadilla con este pelo que no me dura nada el peinado y se me aplasta!!", "No hago carrera de mi pelo…, ponme una ampollita de esas haber si puede arreglarse con el tiempo", o "Cárdame el pelo…, por favor…, a ver si me abulta un poco", o… "Mira a ver qué me haces que el peinado debe durarme para mañana", o… vete a saber cuantas más hacen referencia a un cabello que no tiene durabilidad.

Hoy os explicaré cómo combatir este problemilla poco a poco y ahorrando, sin gastarse ni tan solo un euro. Veréis: Al margen de otros tratamientos que pueden conseguir cierto volumen en el cabello, mechas, color o el consabido (que son soluciones ciertas para conseguirlo, sobre todo el , pues el cabello adquiere grosor o masa) tenéis, como añadido, el corte, ese gran aliado del volumen, de estar bien realizado y ser en formato corto, hasta media melena escalada y siempre a tijera-tijera, en cortes rectos y precisos. De realizarse contrariamente, como es con navaja o sin intervenir la geometría en el corte, nada más que hilachos de pelo parecerá lo que vuestra cabeza pueda lucir.

Y, aquí va la esencia –todo un con fundamento- para lograrlo: Cortaros el cabello (aconsejable por un profesional experto) cuadrándolo con fase lunar . Los agricultores suelen sembrar en este periodo lunar, de la misma manera que podan aquellas ramas que desean broten más fuertes, vigorosas y largas, a fin de obtener más frutos. De esta manera conseguiréis, no solamente que vuestro cabello sea más fuerte y vigoroso, sino que, además, estará más saludable y estiloso. Contrariamente, si desean anular malas hierbas lo hacen en fase lunar , método este que recomiendo ser aplicado para cuando os depiléis con cualquier sistema depilatorio. ¿Curioso en ambos casos, verdad?

La luna –quizá ya lo sabréis- es quien rige las mareas, la menstruación en la mujer… amén de la actividad de la mayoría de los líquidos de la tierra (entre ellos, el flujo sanguíneo) de la misma manera que la sabia en las plantas y árboles. Por ello, confiar en la luna para este menester, para que os libere -poco a poco- de la pesadilla de ser vuestro cabello finústico, ralo y con escasísima durabilidad el peinado.

¡Ah…! De paso os recomiendo realizar con el cutis ante la presencia de acné (o granitos indeseables): Tratarlo en . Notaréis que desaparecen como por arte de magia. Sin embargo, a los maridos les recomiendo que no le pidáis a la mujer la paga semanal en este periodo, obviamente. De lo contrario ateneros a las consecuencias, que a la mía se la pedí hace años en cuarto menguante ¡¡y aún me la da en pesetas!! Cien pesetas… ya véis, algo menos de un euro. Incluso me dice "que a ver con quien me junto, que el dinero es muy goloso… y…"

¡¡Ay… la luna sí…., ay… la luna no…, ay… la luna, luna de Benidorm!!  ¿De Benidorm solamente? ¡¡Pero si en Córdoba tenéis la misma, con el añadido de ser morena, sultana… y con ese aire gitano que quita el hipo de guapa…!!

Mejor, imposible. Alegraros de tenerla tan singular y única.

Etiquetas
Publicado el
11 de abril de 2017 - 03:51 h