Yo, el cabello (III) - Mi composición básica

Estoy compuesto principalmente por proteínas (28%), lípidos (2%), agua (70%) y otras sustancias, como sales, urea, aminoácidos, oligoelementos, oxígeno...,

Las proteínas son aminoácidos unidos en cadena. La cantidad de proteínas que me componen determinan la dureza y fortaleza que poseo. Las proteínas capilares son, en su mayor parte, queratina,  y tienen un mayor contenido en azufre que la queratina de la piel.

El término queratina viene de la palabra griega "keros" que significa "cuerno". La ruptura de mi queratina se debe a la acción de bases fuertes (pH alto) y reductores químicos, en esto se basa el proceso de cambio de formas que algunas/os me otorgáis, como en rizados y alisados permanentes. Existen dos tipos de queratina en nuestro cuerpo, la b-queratina, un blando componente de la piel; y la a-queratina, la cual me confiere una dureza extrema, igual que a las uñas. La a-queratina constituye prácticamente la totalidad de mi peso. Los aminoácidos que me componen son 18, pero los principales son: Cisteína, Histidina, Metionina y Triptófano, siendo la cisteína el aminoácido que más abunda en la queratina de mi "persona".

Los lípidos que me componen son segregados por las glándulas sebáceas. Tienen la función de nutrirme y darme brillo, así como también lubricarme en forma de finísima una película para cubrir mi superficie o cutícula, evitando así la pérdida de mi humedad interna. Estos lípidos son los ácidos grasos, las ceramidasceramidas, el colesterol y el sulfato de colesterol.sulfato de colesterol También poseo entre un 2 y un 4% de grasa (sébum), como os comentaba en hace dos semanas. La cantidad de grasa que diariamente segrego es de uno a dos gramos, aunque en tiempo de frío esta grasa me la disminuyen las glándulas sebáceas a menos de un gramo, cuyo valor pH es de 5,5, toda una resistencia contra las agresiones externas en ambos casos.

El agua que poseo no es escasa en este cuerpo serrano que poseoeste cuerpo serrano que poseo, ya os lo he dicho. Está compuesta por moléculas de hidrógeno y oxígeno. Todas estas moléculas de H2O están unidas por puentes hidrógeno, lo que me hace también más flexible. Por este motivo, cuando me mojáis mis puentes hidrógeno del agua se unen a los de la queratina, haciendo que la proteína pierda un poco de unión (no se rompe por los puentes disulfuro de la cisteína), por lo cual me pongo un poco más blando y me estiro un poco más de lo normal a mi tamaño ante los meneos que me dais con planchados de tenacillas o brushing y, de igual manera, al enrollarme sobre rulos y artes peluqueriles.

Los oligoelementos son elementos químicos que me componen, siendo iguales a los que todos los seres vivos poseen, aunque en mí en escasas cantidades en comparación al resto del cuerpo. Son Na, K, Ca, Cu, Fe, Zn, S, sodio, potasio, calcio, cobre, hierro, zinc y azufre respectivamente. Alguno de  estos oligoelementos varían en su proporción cuando existen alteraciones en mí. Por ejemplo: el contenido que poseo en azufre (S) es alrededor del 5% de mi peso. Cuando esta proporción baja, me vuelve quebradizo, seco, ajado y sin brillo. El cobre (Cu), cuyo valor es muy bajo en mí, solo en un 1%, razón por la que aparecen tonalidades verdes cuando os bañáis en la piscina, pues el agua hace que me hinche por absorción, aumentando en mí la capacidad de absorción de cobre contenido en el cloro del agua. 

Además de los anteriores compuestos que poseo, en mi interior encontraréis una gran cantidad de melanina, que es la que me otorga ese color natural que vosotros poseéis y os caracteriza de singular manera con estas elocuentes frases: "Es morena/o y alta/o, o rubia y delgada…". Pero es gracias al color que encierro en mí o, contrariamente, al que me aplicáis encima para mi disgusto.

Etiquetas
Publicado el
23 de junio de 2015 - 16:58 h