¿Qué hemos aprendido de la crisis?

.

Acabamos de cumplir 10 años de la crisis hipotecas subprime. ¿Volverán?

No estaría de más recordar en estos días del caluroso mes de agosto el comienzo de la peor crisis financiera desde 1930.

En un tranquilo comienzo del mes de agosto del año 2007, el  Dow Jones cerró con pérdidas del 2,83% el día 9 de agosto, su mayor caída dese hacía años. Fue el comienzo de lo que más tarde conoceríamos como  la crisis de las hipotecas subprime, origen de la crisis financiera.

Recordemos qué son las hipotecas subprime, es decir,  hipotecas de baja calidad  concedidas por las entidades financieras a todo tipo de personas con escaso nivel de solvencia, ingresos estables y a unos tipos de interés elevados.

Ingredientes perfectos para que estallasen.

Pero, además, ciertas entidades financieras titularizaron y empaquetaron estas hipotecas en fondos de inversión y en  productos de inversión de alto riesgo a inversores mundiales como productos de inversión seguros, sin riesgo.

Este hecho ocasionó que durante el año 2007 cerrasen en EEUU 146 fondos de inversión, cifra que se elevó a 695 en el año 2009.

En el año  2008 asistimos a la caída de Lehman Brothers, un acontecimiento que haría temblar a todos los Mercados.

Y todo motivado por la concesión de hipotecas sin un riguroso estudio del riesgo a tipos de interés elevados para conseguir un mayor beneficio. ¿Pensando ingenuamente en que siempre el hipotecado (ninja) podría pagar…?

La legislación en EEUU permitía que si alguien no podía pagar la hipoteca, sólo con devolver su casa saldaría su deuda con su banco, bastaba con la dación en pago.

Y en España estábamos viviendo la dulce experiencia de la subida constante  del precio de la vivienda en los últimos años, con la creencia de que siempre subiría el precio de nuestra vivienda y de que siempre encontraríamos un comprador.

Era muy fácil ganar dinero a muy corto plazo con la compra-venta de viviendas en construcción sobre plano.

Craso error.

¿Hemos aprendido alguna lección en estos diez últimos años?

¿Seguimos pensando que el precio de la vivienda nunca baja?

¿Creemos que siempre que necesitemos vender vamos a encontrar un comprador que nos pague, al menos, lo que debemos de hipoteca?

¿Siempre es mejor comprar una vivienda que optar por la opción de un alquiler?

¿Tenemos conocimiento de los riesgos que conlleva tomar ciertas decisiones financieras?

Con los tipos tan bajos que tenemos en la retribución en los productos sin riesgo tradicionales y el boom en la comercialización de los fondos de inversión por la banca,  ¿volveremos a cometer los errores del pasado…?

Etiquetas
Publicado el
16 de agosto de 2017 - 13:44 h