Andalucía I (espacios)

...

de ligeros paisajes dormidos en el aire

...

Hay un reguero de hoteles a nuestro alrededor, como células de lo ajeno, desvinculadas de la ciudad.

Sevilla es una ciudad pellicéntrica, hasta el punto de desviar la visión del turista.

Junto al hotel, en la Alameda, hay una escuela de tonadillera.

El azul. En un sitio. El azul. En otro.

Algún indigno ha puesto un andamio en la plaza en la que leímos poesía cuando éramos ingenuos.

En la radio hay un piano. En un primer momento no lo veo, sino que lo escucho. Lo toca alguien que es tapado por Kiko Veneno. Cuando vuelvo con el teléfono para hacerle una foto, Kiko Veneno ha desaparecido y con él la música.

Barqueta arriba, Barqueta abajo. El atardecer. El mediodía.

Algunas calles de Sanlúcar de Barrameda huelen a vino.

En los patios de los colegios hay mítines y barbacoas.

Otra vez el azul, en casa de la Duquesa Roja.

En la tele hay debates y las limpiadoras siempre son las últimas en irse de los sitios, o las primeras en llegar.

Entonces, la fuente de la Alameda no estaba. Había tierra y los domingos todo estaba la venta, hasta cucharillas de plástico de segunda mano.

El descanso es el regreso. Y Córdoba se ve mejor desde arriba. Una pareja de novios no se habla en un lugar romántico y periférico.

El límite de la foto corta la progresión de las ramas de los almendros.

A las tres de la madrugada, únicamente en las televisiones de los hoteles, programan partidas de póker, narradas como encuentros de hockey sobre hielo.

Sobre las barras de los bares hay una tarifa plana de ajo.

Eso, pellicéntrica.

Cartuja=Detroit

El paro es un viacrucis.

INTERESANTE COLECCION 6 DISCOS DE ELVIS 99 EUROS

Los hoteles son colmenas de lo ajeno.

...

Su oscuridad, su luz son bellezas iguales

...

.

Etiquetas
Publicado el
12 de marzo de 2015 - 04:06 h