Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
Sobre este blog

Alfonso Alba es periodista. Uno de los cuatro impulsores de Cordópolis, lleva toda su vida profesional de redacción en redacción, y de 'fregado en fregado'. Es colaborador habitual en radios y televisiones, aunque lo que siempre le gustó fue escribir.

Aparcamientos

El aparcamiento de Puerta Sevilla.

Alfonso Alba

2

A finales de los noventa, cuando comencé la profesión, en cualquier rueda de prensa municipal de la ciudad siempre escuchaba repetirse, una y otra vez, dos frases: “Córdoba vive de espaldas al río” y “tenemos un problema con los aparcamientos”.

Las dos se han quedado grabadas a fuego en el imaginario político de la ciudad. Y no es extraño seguir encontrándote con alguien que te comenta lo de que vivimos “a espaldas del río”. Pero desde luego que es muy habitual lo de los aparcamientos, una especie de mantra en casi cualquier sitio de España.

Es probable que sigamos dándole la espalda al río. El plan Alcázar Caballerizas que nunca vio la luz preveía unas terrazas hacia el río para contemplar los Sotos de la Albolafia. Los famosos paseos de ribera baja aún no se han ejecutado. Y solo disfrutamos de Miraflores y el Balcón del Guadalquivir.

Pero hasta Miraflores llegaron los coches con un aparcamiento en superficie donde debía haber habido un Centro de Convenciones... o más parque.

En el año 2023 Córdoba no tiene un problema con el aparcamiento. O si lo tiene es por una falta de concepto. Los cordobeses que viven en el casco histórico asumen que para tener coche o hay que alquilar o comprar un garaje o hay que aparcar lejos. El vehículo es un lujo para tenerlo en la puerta de casa. Pero en el casco histórico eso es algo imposible. Otra cosa es lo que ocurre en los barrios.

A día de hoy son muchos los cordobeses que siguen dependiendo a diario del coche para trabajar. Más que un lujo, para ellos sigue siendo un bien de primera necesidad. En el caso de que no tengan otra alternativa, que en muchas ocasiones es algo que no tengo tan claro.

El coche es, desde luego, comodidad y libertad. Poder moverte rápido cuando quieras y a donde quieras. Pero claro, a costa de otros.

En el siglo XXI las ciudades quieren cada vez menos coches y por eso se les pone difícil. Los Acire en el casco histórico han sido eso: limitar el tráfico en lo mejor de la ciudad. ¿O se plantea alguien volver a meter coches por la calle Cruz Conde?

Los aparcamientos no se lo ponen difícil a los coches. Al contrario. Y es por eso por lo que Europa ha tumbado la propuesta del Ayuntamiento de los extrañamente llamados aparcamientos disuasorios, los proyectos para hacer más subterráneos en la plaza de Toros y la avenida del Corregidor.

Aún hoy, de las principales medidas que se acometen en los barrios siguen siendo las de facilitar aparcamientos. Y la propuesta del Zumbacón, de limitarlos a vecinos, no me parecen mal. Pero deberían ir acompañadas de otras para ir apaciguando las calles, también en estas zonas. Y que ya que se puede aparcar en determinados sitios se fuesen acomodando calles sin coches.

Córdoba, siempre lo digo, es una de esas ciudades perfectas: muy bien comunicadas y con un tamaño en el que es fácil estar a menos de 20 minutos andando en casi cualquier sitio. Y no, aquí no hay un problema con el aparcamiento. Solo hay que intentar ir en coche a cualquier ciudad de nuestro entorno para darnos cuenta.

Sobre este blog

Alfonso Alba es periodista. Uno de los cuatro impulsores de Cordópolis, lleva toda su vida profesional de redacción en redacción, y de 'fregado en fregado'. Es colaborador habitual en radios y televisiones, aunque lo que siempre le gustó fue escribir.

Etiquetas
stats