Excalibur

En Izquierda Unida, se ha despertado la batalla por conseguir Camelot. Tras la cruenta contienda electoral de 2011 que acabó con la pérdida de la alcaldía de Córdoba, y tras verse superados incluso por el grupo de fieles del Ciudadano Gómez, se inició en IUCA Córdoba un proceso de búsqueda de un verdadero líder que pusiera orden y tranquilidad en sus filas y que permitiera intentar poder recuperar la Camelot soñada, el califato rojo. Sajones (moderados), Normandos (zorrocotrocos) y otros pequeños pueblos (Izquierda abierta, ...) que forman parte de la Britania andaluza se encuentran en plena confrontación a pesar de las llamadas a la unidad. Ya sabemos que cuanto más se apela a la unión más separados se está.

La primera trifulca pública sucedió en la elaboración de las listas para el Parlamento andaluz, donde los Normandos de Mariscal impusieron a los Sajones de Curriqui la candidatura de Alba Doblas. La segunda maniobra fue el pacto auspiciado por los Normandos, con su mago López Calvo detrás, con los Francos socialistas para mantener la Junta de Andalucía, dejando con un palmo de narices a los Sajones, que siempre habían sido considerados como los verdaderos pactistas y amantes de las instituciones. Para superar el desentendimiento surgido, se eligió a un coordinador provincial provisional, Arturo García, que a duras penas consiguió un puesto de coordinador general apoyado por Merlín Valderas. Mientras, los Normandos ocupaban puestos clave en la estructura de la administración autonómica. Entre ellos, situaban al hermano del líder del PCE andaluz, Mili Centella.

Pero los Normandos no se iban a conformar con lo sucedido y en la reciente elección de nuevo coordinador provincial, han hecho frente a Arturo García. Han usado para ello, a la Delegada de Fomento y Vivienda, Marisantos Córdoba, como mero testaferro de su Consejera, Morgana Cortés, en plena fase de efervescencia de esta, tras el decreto sobre vivienda digna. Pero Arturo García ha resistido el asedio, parece que con cierto apoyo de los de Izquierda Abierta, que se han dado cuenta lo difícil que va a ser nadar entre las dos facciones. Ni las llamadas de Merlín Valderas a la unidad han servido para nada y Arturo García tendrá que rodearse de los caballeros en su mesa redonda, que no creo que pase de mesa camilla, para mantener el poder interno.

Las artes de magia que atesora Morgana Cortés, ayudada por su Alba Modred, no cejarán en aparentar lealtad al propietario de Excalibur, y que se presta a defender su candidatura para recuperar Camelot. Se buscará la debilidad de Lancelot y de Ginebra en las filas de los caballeros de la mesa redonda, usando para ello tanto la difamación como la amenaza o la promesa de mejores destinos. Curiosamente, Arturo trabaja en la administración autonómica pero no la controla, lo que si hace el ejército de Morgana Cortés. De hecho, han sido varios los alcaldes (poder institucional municipal que se une al andaluz) que han apoyado la lista finalmente perdedora.

La facción ganadora de Arturo García, así como Izquierda Abierta, se han quejado de las malas artes de magia usadas por los derrotados. No sé que pensaban: si no se han prestado a un pacto, y se han visto a punto de quedarse con Excalibur, no iban a dudar en usar todo tipo de estratagemas, incluso el insulto o la descalificación. Esto significa que los intentos de Arturo de sentarlos a su mesa son baldíos y que se consolidarán como opositores, atentos a cualquier debilidad para atacarle. La sucesión que se produzca en IUCA Andalucía, ante la jubilación de Merlín Valderas, va a ser muy importante y, también, donde se vaya a situar el oráculo Anguita y su Frente cívico.

En pleno ascenso en las encuestas electorales, IUCA se muestra, una vez más, en plena lucha interna. La debilidad manifiesta de su grupo municipal y mirarse tanto el ombligo, solo puede llevar al desastre en las próximas elecciones municipales. La elección del nuevo coordinador provincial no ha servido para enterrar ningún hacha de guerra, sino para afilarla. Las huestes de Morgana no están acostumbradas a perder y son expertas en el trabajo sucio. O ellos lideran el proyecto o el proyecto explota. Siempre ha sido así y parece que lo va a seguir siendo.

John Boorman nos contó que Arturo lo pasó muy mal ("el rey sin su espada, la Tierra sin su rey") ante las traiciones de Lancelot y Ginebra. El intento de alcanzar el Grial que pudiera asegurar su poder acabó con sus caballeros y con el propio rey. Tampoco Morgana salió bien parada, pues fue derrotada y se encontró con la verdad de su vejez mental y Modred cayó bajo la espada de Lancelot, que tampoco salvó su vida. Solo resistió Perceval, el mozo elevado a caballero y que mantuvo su cercanía al pueblo llano. Excalibur fue de nuevo devuelta a la Dama del lago, y se enterraron las luchas intestinas. Tendremos que estar atentos a quien resistirá detrás de esta batalla continua que mantiene sin esperanza a la izquierda cordobesa.

Etiquetas
Publicado el
5 de junio de 2013 - 07:00 h