Drones viajeros

.

Drones con ojos turísticos. Tienen mala prensa por su vertiente militar y policial (en Bélgica patrullan aulas para cazar a copiadores de exámenes)... las dudas legales del invento son crecientes y os auguro que serán tema de portada en pocos años pero los drones también tienen una cara A, más positiva. Con un cacharro volador dotado de una o unas buenas cámaras, puedes captar imágenes fantásticas de ciudades, monumentos o parajes naturales. El mercado empieza a sacarlos a precios competitivos. Los hay a 200 euros... aquí tienes una muestra. Todos van por control remoto y a la calidad de sus lentes se une una cada vez mayor autonomía y manejabilidad. Los fotógrafos profesionales ven esta tecnología como futuro hecho presente . Así las cosas y para que os vayáis metiendo en el asunto os listo vídeos captados desde bichejos de este tipo. Internet está lleno de ejemplos. Seamos, pues, viajeros virtuales alados....

-De Madrid al cielo. Impresionantes imágenes las capturadas en este vídeo drónico en alta definición. Como en otros muchos casos sirve de promoción a la empresa de imagen que financia y desarrolla el invento. El vídeo hace un recorrido bestial por la Castellana, la Gran Vía, El Retiro o el barrio de Salamanca. La luz de Madrid, siempre brillante, pone el resto.

-Barcelona. Este vídeo demuestra que hay ciudades tan fotogénicas que siempre salen agraciadas. El vuelo demuestra que la capital catalana es más que apta para ser retratada así, con la ventaja de que estos artefactos pueden acercarse muy de cerca a edificios, tejados y monumentos. Ver este vídeo es una tentación para abrir alguna página busca vuelos y escaparse hasta allí.

-Río de Janeiro. Va a estar de moda por los polémicos Mundiales de Fútbol y Olimpiadas que dejarán imágenes de esta impresionante ciudad en cada televisor y ordenador del planeta. Los drones permiten captar la impresionante orografía de una ciudad cuajada de cerros, abrazada por selvas (la mata atlántica) y bañada por un Atlántico resacoso y a veces fiero.

-Marsella, Notre Dame de la Garde. Una muestra de lo que la tecnología drónica puede hacer para realizar vídeos sobre monumentos. El templo se encarama en una colina secularmente utilizada para vigilar el puerto y la ciudad de Marsella. El edificio es del siglo XIX, con un aire neobizantino coronado por una gran cúpula. Es uno de los símbolos de la que fuera Ciudad Estado del Mediterráneo medieval.

-París, el Grand Palais. Este vídeo demuestra que meter un dron dentro de un gran edificio permite lograr perspectivas impensables tan válidas para estudiosos de la arquitectura como para viajeros que quieren seguir conociendo lugares sin moverse de casa. Este edificio es obra cumbre de la Revolución Industrial. El hermano mayor del Petit Palais adorna uno de los laterales de la gran vía sobre la que se asienta París, desde la plaza de La Concorde hasta el lejano distrito financiero de La Défense. Grand y Petit se construyeron para albergar la Exposición Universal de 1900. Reflejan como ningún otro espacio la confianza de la época en la tecnología, el hierro y el vidrio. El espacio alberga continuas exposiciones y eventos y cuenta con una gran web de merecida visita si vas a viajar a París.

Etiquetas
Publicado el
19 de febrero de 2014 - 01:00 h
stats