Un ‘Caminito de Santo Domingo’ distinto

La tradicional romería se desarrolla sin la mayor parte de las carrozas debido a la inestabilidad meteorológica | Jinetes, personas a pie y los vehículos de la hermandad de San Álvaro suben a Scala Coeli con ambiente festivo pese al tiempo

La lluvia. Otra vez. O mejor dicho la incertidumbre que genera cuando no aparece pero puede hacerlo. La tónica de los primeros días de la pasada Semana Santa continúa en abril, ya en tiempo de Gloria y con el festivo mes de mayo a las puertas. La inestable situación meteorológica impidió el sábado que las cofradías de San Lorenzo realizarán su salida extraordinaria con motivo del Año Jubilar de la Misericordia -hecho que no logró apagar la emoción y la devoción en el templo-. La previsión tampoco ayudó este domingo. La posibilidad de que hubiera precipitaciones provocó que la Federación de Peñas decidiera no sacar sus carrozas a la calle. Pero esa realidad, comprensible y entendida por el presidente de la hermandad de San Álvaro, Cándido Fernández, no evitó que muchas personas, a pie o a caballo, completaran la popular romería de Santo Domingo.

El trayecto al Santuario de Santo Domingo de Scala Coeli transcurrió de manera distinta a como es habitual. La tradicional estampa de las floridas carrozas una tras otra por la sierra de Córdoba no tuvo lugar en esta ocasión. A partir de las ocho de la mañana, no pocas personas y un buen número de jinetes se reunían en la avenida República Argentina a la espera de dar el pistoletazo de salida al mayo festivo de la ciudad, que siempre llega por estas fechas. En abril. La preparación seguía su curso, si bien existía la duda de que las carrozas dieran color a la cita en esta ocasión. Los chupinazos disparados antes de las nueve advertían de que no restaba demasiado para el comienzo del ‘Caminito de Santo Domingo’. Sin embargo, no fue hasta las diez menos cuarto, aproximadamente, cuando arrancó la popular y siempre esperada romería.

Fue necesario un tiempo de espera debido a la inestabilidad meteorológica. No eran halagüeñas las previsiones y ante esa circunstancia la Federación de Peñas, que cada año colabora activamente con la hermandad de San Álvaro en la romería de Santo Domingo, decidió no sacar a la calle sus carrozas, que en total eran 12. Ese hecho no impidió sin embargo que la corporación de Gloria celebrara su tradicional cita con un buen número de jinetes y personas a pie, así como con dos vehículos. Estos fueron el de la romera mayor y el de la propia cofradía. Todos pusieron rumbo al Santuario de Santo Domingo de Scala Coeli, al que llegaron por encima de la hora prevista inicialmente -que era las 11:30-. Ya en plena sierra, tuvo lugar la misa y comenzaron los actos lúdicos que cada año por abril advierten de la cercanía del mes de mayo.

Etiquetas
Publicado el
17 de abril de 2016 - 19:29 h