Un ligero despertar

El Figueroa da un paso adelante en su lucha por la permanencia en Liga Nacional al vencer al Coria | En División de Honor, el Séneca cae ante el Sevilla y se queda con mínimas opciones de salvación

A medio camino entre la felicidad y la frustración. Así concluyó el fin de semana para los máximos representantes cordobeses del fútbol juvenil. Porque el balance resultó discreto, pero al menos más positivo que en anteriores jornadas. Hubo doble ración de victoria y otra doble de derrota, por lo que se puede hablar de un ligero despertar de los conjuntos de la capital. El que no termina de levantarse es el Séneca, que después de caer ante el Sevilla comienza a ver cuasi imposible su permanencia en División de Honor. La mayor sonrisa fue para el Figueroa, que dio un importante paso adelante en su lucha por la salvación en Liga Nacional al superar por la mínima a un rival directo como lo es el Coria. En cuanto al Córdoba, goleó en la máxima categoría y recibió una goleada en la segunda.

Poco cambia el guión en División de Honor. Al menos en lo que se refiere a la delicada situación del Séneca, que se halla al borde del precipicio. Los rojinegros empiezan a ver cómo la permanencia pasa a ser más cuestión de milagro que otra cosa, pues a falta de 18 puntos por disputarse están a 12 de la salvación. Si bien compitieron a buen nivel a pesar de la dificultad de su adversario, este fin de semana volvieron a caer. Lo hicieron por la mínima ante el segundo clasificado, un Sevilla que necesitó de una importante dosis de esfuerzo para cerrar con 0-1 su paso por el Enrique Puga. Por su parte, el Córdoba tiene sellada virtualmente -y la próxima semana podría tenerla matemáticamente- su continuidad en esta categoría. Un objetivo para cuyo logro dio un paso más esta jornada al superar con contundencia a La Cañada. Los jugadores de Carlos Losada manejaron con autoridad el duelo y terminaron por vencer por 4-1. La escuadra blanquiverde es quinta con 39 puntos.

Mucha más importancia tuvo el resultado obtenido por el Figueroa, que este fin de semana dio un gran paso hacia su permanencia en Liga Nacional. El conjunto rojillo recibía en su terreno de juego a un rival al que pretendía hacer todavía más directo en la lucha por la salvación, un Coria que le aventajaba en cuatro puntos. Lo consiguió, puesto que se impuso por 2-1 y recortó esa diferencia. Pero sobre todo logró elevar a ocho los puntos que tiene de renta respecto de la zona de descenso, si bien el Chiclana cuenta con un partido menos. En cuanto al Córdoba, en este caso no goleó sino que acabó goleado. El equipo que dirige David Sanz poco pudo hacer para impedir que la superioridad del Betis, segundo clasificado, se tradujera en el marcador con el 0-3 final. Los blanquiverdes son quintos con 43 puntos.

Etiquetas
Publicado el
7 de marzo de 2016 - 13:43 h