Juego limpio para un homenaje

Los árbitros cordobeses crean el Trofeo Ernesto Crespo, en memoria de su delegado, para premiar el 'fair play' y los valores

Honrar la memoria de un juez fomentando que no haya delito. Seguramente una utopía, pero sin duda una pretensión elogiable la del colectivo de árbitros de fútbol de Córdoba, que han instituido un premio para distinguir a quienes mejor se comporten sobre el terreno de juego durante la temporada. Con el nombre de Ernesto Crespo, quien durante más de dos décadas fue delegado del Colegio Andaluz de Árbitros, los valores y el fair play serán ensalzados en una gala de final de curso en la que se anunciarán los vencedores. Por medio de una votación, todos los colegiados cordobeses podrán nominar al club que mejor comportamiento haya demostrado respecto al colectivo arbitral. Para valorar la determinación se tendrán en cuenta la actitud de colaboración y respeto con los árbitros, tanto de los jugadores como de los directivos y cuerpo técnico.

El club premiado recibirá un trofeo acreditativo que le será entregado a su presidente en Ia cena anual del Colegio de Árbitros de Córdoba, que este año se celebrará el próximo día 7 de marzo en el restaurante La Bodega. La Delegación Cordobesa del Comité Técnico Andaluz de Arbitros de Fútbol, que preside Pedro Benítez, ha querido con esta iniciativa contribuir al fomento de los valores humanos en el deporte y, especialmente, rendir homenaje a la memoria de Crespo, que falleció el año pasado.

Etiquetas
Publicado el
11 de febrero de 2014 - 22:36 h
stats