Bball y Zoo hacen equipo

Los más pequeños del Bball Córdoba realizan una actividad educativa y visitan al felino cuya figura está en el logo del equipo

Todos los niños de los equipos alevines y benjamines del club Bball, acompañados por miembros de la directiva, técnicos y familiares, fueron protagonistas de un original acontecimiento: el club cordobés, que tiene como imagen corporativa la silueta del lince ibérico, selló su alianza por la defensa de este animal en un acto en el que intervinieron el concejal delegado de Patrimonio, Casco Histórico y Naturaleza, Rafael Jaén, y el director del Zoológico de Córdoba, Manuel Rojo, junto al presidente del Bball, Francisco Gutiérrez. En una charla realizada en la sala de actividades educativas del Zoo, Jaén valoró la iniciativa del club "por su originalidad" y "porque demuestra su interés en la formación de los jóvenes más allá del ámbito deportivo". El concejal declaró que esta primera actividad "es una puerta abierta a un interesante proyecto de futuro". De hecho, ya se han programado nuevas actividades en los próximos meses que tendrán como centro la defensa del medio ambiente y, en especial, la protección del lince.

Gutiérrez, por su parte, expuso el interés del Bball en "ofrecer a sus deportistas, y especialmente a los niños, la opción de realizar actividades más allá de la cancha encaminadas a añadir experiencias y valores a su educación". Además del presidente Bball, estuvieron presentes varios entrenadores del club y su responsable de cantera, Antonio Sánchez de Miguel, quien definió la experiencia como "enriquecedora" para los niños, pues "les sirve para hacer lazos de amistad entre ellos, más allá de los entrenamientos y partidos".

Acompañados por Don Bball, la nueva mascota del club, los chavales realizaron un taller educativo consistente en la elaboración de pelotas de papel rellenas de paja y carne de conejo, que posteriormente fueron depositadas dentro de la zona en la que habitan los linces. También recibieron una charla sobre la situación del lince ibérico, una especie en vías de extinción, y los monitores les explicaron la necesidad de actuar con decisión para protegerla. El momento cumbre de la mañana fue la visita a los linces. Doce chicos fueron escogidos para entrar en la zona, acompañados por monitores y personal del zoo, para dejar las pelotas fabricadas antes en el taller. Después hicieron su entradas los ejemplares de lince, que ante la mirada asombrada de todos los jugadores y sus familias dieron buena cuenta de la comida.

Todos los jugadores alevines y benjamines pudieron después disfrutar de una visita a las instalaciones del Zoo, acompañados de sus familias, en una mañana de convivencia que ha sido la primera de las acciones programadas en este acuerdo entre el Bball y el Zoo con el lince como eje.

Etiquetas
Publicado el
24 de febrero de 2014 - 09:58 h
stats