La Junta destina 1,83 millones a organizaciones de productores de frutas y hortalizas

Foto de familia tras la entrega de las resoluciones de ayuda en Palma del Río

La Junta de Andalucía ha apoyado con una inversión de 1,83 millones a las seis organizaciones de productores de frutas y hortalizas (OPFH) de la provincia de Córdoba, según ha informado el delegado de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Acosta, quien ha hecho entrega en Palma del Río (Córdoba) de las resoluciones de ayuda a Guadex, Sunarán, Hortofrutícola Las Huertas, Covidesa, Frubézar y Coare.

Así lo ha indicado la Administración autonómica en una nota en la que ha detallado que una OPFH es “toda persona jurídica constituida, a iniciativa propia, por productores de frutas y hortalizas, con objetivos como la adaptación de la producción a la demanda del mercado, el fomento de la concentración de la oferta, la puesta en el mercado de la producción de sus miembros, la reducción de los costes de producción, o el fomento de prácticas de cultivo respetuosas con el medio ambiente”.

Acosta ha explicado que el objetivo es “apoyar los programas operativos, inversiones y proyectos ejecutados el pasado ejercicio con una inversión superior en un cinco por ciento a la de la anterior convocatoria”.

En este sentido, el delegado ha avanzado las previsiones de que la cuantía de las ayudas aumente un 22 por ciento en el próximo ejercicio, por el incremento de valor de las producciones.

En cuanto a los conceptos beneficiarios de estas ayudas, destaca la planificación de la producción con un 48,2 por ciento, seguida de la mejora de la comercialización con un 14,0 por ciento, el mantenimiento o mejora de la calidad, con un 12,0 por ciento, actuaciones medioambientales, con un 11,5 por ciento y prevención y gestión de crisis, con un 10,6 por ciento.

El delegado de Agricultura ha recalcado que en la futura PAC 2023-2027, los incentivos a las OPFH “serán la única línea de ayuda para la que no existe limitación presupuestaria, frente al resto de sectores, por lo que se considera una prioridad a nivel europeo”.

El Programa Operativo es un plan de actuación establecido por la OPFH con una duración de tres a cinco años, dividido en una serie de medidas y acciones encaminadas al cumplimiento de objetivos como la mejora de la calidad de los productos, el incremento de su valorización comercial, la promoción de los productos ante los consumidores, la creación de líneas de productos biológicos, el fomento de la producción integrada u otros métodos de producción que respeten el medio ambiente.

Se cofinancia al 50 por ciento entre la OPFH y la Consejería de Agricultura, a través del fondo europeo Feaga. El límite presupuestario es de un 4,1 por ciento del valor de la producción comercializada por la OPFH cada año.

Las organizaciones realizan inversiones y gastos en las explotaciones individuales de los socios o en las instalaciones de manipulación y procesado del producto de las propias OPFH, así como en sus sistemas y modelos de comercialización. Entre los proyectos que se apoyan, se incluyen también actuaciones dirigidas a prevenir y gestionar crisis de mercado, ofrecer servicios de formación y asesoría o avanzar en el ámbito de la investigación y producción experimental.

Francisco Acosta ha explicado que las organizaciones de productores de frutas y hortalizas son el “principal instrumento dentro de la regulación comunitaria para apoyar al sector productor, y cofinanciar los proyectos que se lleven a cabo”.

El delegado ha reconocido el trabajo que desarrollan las seis OPFH de la provincia mediante sus programas operativos a la vez que ha animado a otras empresas a dar el paso y convertirse en OPFH, por los beneficios que conlleva para el propio sector.

Productores independientes

Igualmente, ha invitado a los productores independientes a integrarse en alguna de estas organizaciones ya que “además de las ayudas de la Junta, es positivo para la concentración de la oferta, con el consiguiente incremento de la capacidad de negociación ante la distribución”.

Acosta ha puesto de manifiesto el valor del sector de las frutas y las hortalizas en la provincia, “ya que son productos de calidad, vitales para pueblos y comarcas, que generan un importante volumen de riqueza y empleo”.

Igualmente, el delegado se ha referido a que el pasado año las frutas y hortalizas generaron más de 125 millones de euros, de los que el 70 por ciento corresponde a las frutas con 89 millones, 80 de cítricos. En cuanto a las hortalizas, facturaron 37 millones de euros, con el sector del ajo liderando la producción, con una facturación de 15 millones. El pasado año las exportaciones de cítricos ascendieron a 32 millones de euros, las de ajo a 59 millones y las de frutos secos a 23.

Por otra parte, el delegado de Agricultura ha hecho mención a la agroindustria hortofrutícola, con 60 industrias de frutas y hortalizas frescas, concentradas en la Campiña y el Valle del Guadalquivir. Acosta apunta que “la importancia de estas industrias alimentarias es tal que incluso hay producciones de zonas limítrofes que se transforman en la provincia, como puede ser el caso de los frutos secos o el ajo”.

Otras ayudas

El delegado de Agricultura se ha referido a otras ayudas de la Junta al sector de las frutas y hortalizas, además del apoyo a las OPFH y otras destinadas a modernización y agroindustria. En este sentido se ha referido a apoyos extraordinarios generados por el contexto actual como la guerra en Ucrania. Recientemente se han pagado las primeras ayudas puestas en marcha por la Unión Europea para paliar los efectos del conflicto armado.

Como ha explicado el delegado, el Gobierno andaluz solicitó a la Comisión Europea “la activación de una línea de ayudas con cargo al Fondo de Reserva de Crisis dirigida a respaldar a agricultores y ganaderos cuya situación se vio especialmente agravada”. “La Unión Europea aceptó esta petición y puso en marcha, de forma inmediata, un primer paquete de ayudas ampliado y complementado por el Gobierno español a petición de Andalucía que entendía que eran insuficientes”, ha señalado.

Sector citrícola

“Uno de los sectores beneficiados por estas ayudas ha sido el sector citrícola, con más de 1,7 millones de euros para casi 800 agricultores”. Hornachuelos y Palma del Río han sido los municipios más favorecidos de unas ayudas “que se han pagado en tiempo récord durante el pasado mes de septiembre”, ha destacado Acosta.

Por otra parte, el delegado ha mencionado el apoyo a la modernización de la industria hortofrutícola, mediante el fomento de la innovación, la eficiencia y la sostenibilidad de los procesos. En la última convocatoria resuelta han sido más de tres millones de ayudas, para siete proyectos de modernización agroalimentaria de producciones como ajos, cebollas, frutos secos o verduras congeladas.

Etiquetas
stats