“Queremos que Córdoba esté abierta todo el año”

.

“Córdoba está de moda”. El teniente de alcalde de Turismo en el Ayuntamiento de Córdoba, Pedro García, se dirigía de esta manera a un atestado Círculo de Bellas Artes de Madrid. En pleno centro de la capital de España, más de medio millar de personas (touroperadores, profesionales, representantes institucionales...), el Ayuntamiento presentó la que es su gran apuesta para el 2018: “Queremos que Córdoba esté abierta todo el año”, resumió en este titular la alcaldesa, Isabel Ambrosio. “Córdoba es mucho más que la primavera aunque la primavera sea sinónimo de Córdoba”, resumió.

En el patio del Círculo de Bellas Artes, el Ayuntamiento sorprendió a los madrileños con Duende, la instalación artística creada por Natasha Lisitsa & Daniel Schultz, ganadora de la I edición de Flora, Festival Internacional de las Flores. De hecho, es el éxito de Flora, un festival de otoño organizado en una ciudad de primavera, la que ha animado al Ayuntamiento a desestacionalizar su oferta turística, a que esté “abierta todo el año”. “El objetivo es despertar las emociones del viajero, con un poliedro de posibilidades durante las cuatro estaciones del año”, dijo.

La regidora sostuvo gran parte de su discurso en el éxito de la primera edición de Flora, un festival que llegó en otoño de la mano de un potentado chino que ya está para quedarse, el famoso “señor Fu”, que citó. El trocito de Flora, de hecho, permanecerá en el Museo de Bellas Artes hasta el próximo lunes. Además, y aunque se venden solos, porque “Córdoba es la ciudad mejor perfumada del mundo”, la alcaldesa promocionó los patios, pero no solo en mayo, sino también en invierno con sus flores de pascua y hasta en verano “con su calor”.

Pero también hubo palabras para el turismo que no entiende de estaciones, sino que llega a la ciudad a contemplar sus monumentos, su patrimonio y lo mejor que han legado a sus nietos los abuelos cordobeses de generaciones anteriores. “El viajero que llega a nuestra ciudad lo hace a una de las más antiguas de Europa”, comentó. “Córdoba ha sido cuatro veces capital a lo largo de su historia. De la Bética, del Califato Omeya en el siglo X, del Judaísmo gracias a la mayor Judería que tiene este país y capital de la frontera cristiana durante los últimos siglos de la Reconquista. Todo ese pasado ha dejado un patrimonio de primera magnitud”, dijo la regidora, quien recordó que en 2018 Córdoba puede ser declarada Patrimonio Mundial por la Unesco por cuarta vez. La candidatura de Medina Azahara se la juega.

En el plan de las cuatro estaciones, la alcaldesa también destacó a la música con dos festivales importantes para la ciudad y ya consolidados, la Noche Blanca del Flamenco y o el Festival de la Guitarra, que arrancó en los años ochenta.

La alcaldesa no eludió tampoco ni el calendario festivo de la ciudad ni tampoco sus tradiciones: “Tenemos la única Semana Santa que desfila por una Judería y que hace estación de penitencia en una Mezquita Catedral”, expresó, para reclamar su singularidad, al tiempo que también reclamó atención para la gastronomía y, sobre todo, para el mundo del caballo, con los espectáculos ecuestres en las Caballerizas Reales.

“Quiero invitarles a perderse por nuestras callejas que se visten de gala” y a “perderse a la vera del Guadalquivir” durante el Festival internacional Río Mundi, que nace en 2018 con ese objetivo, que “descubran a Córdoba en cada una de las cuatro estaciones del año”. “Les aseguro que no se van a arrepentir”, expresó.

“Córdoba está haciendo bien los deberes”

“Córdoba está haciendo bien los deberes”, aplaudió el consejero de Turismo, Francisco Javier Fernández, quien aseguró que “Córdoba no solo tiene que ser un continente sino que tiene que dotarlo también de contenido. Córdoba está sabiendo explotar su política turística”, dijo.

“Se va a hablar de Córdoba en los próximos días y se va a hablar mucho. Córdoba empieza a ser una referencia para todo el año en Andalucía”, concretó el responsable autonómico quien sostuvo que el camino de la ciudad está en que “la cultura sea el atractivo”.

La noche en el Círculo de Bellas Artes de Madrid concluyó con la actuación de Cristóbal Agromonte y Juan Antonio Sánchez (saxofón y piano flamencos).

Etiquetas
stats