Poesía en el matadero neoliberal

Cosmoversos | ALEX GALLEGOS

Se cuestiona en un poema Francisco José Chamorro: “Qué sientes al meter catorce piezas de lomo en una caja / y flejarla / y ponerle una pegatina / y enviarla a un desconocido / Qué sientes en ese abismo”. Se lo cuestiona en el frío del matadero, mientras mira una carne que se parece bastante a la suya propia.

Chamorro (Fregenal de la Sierra, Badajoz, 1993) encontró la poesía entre grandes congeladores llenos de carne y entre un botellero dando la espalda a los clientes. Se cuestiona uno cuando escucha los versos de Chamorro: ¿Lo que hacemos para conseguir comida nos define?

Desde luego está en la carne y en el verbo. En el de este poeta anida en las palabras que escogió para escribir Liberalismo político, un poemario editado en Hiperión y que se hizo con el XX Premio Poesía Joven “Antonio Carvajal”. Un libro que, a partir de un estilo prosaico y un corazón filosófico, radiografía las corrientes internas del narcisismo neoliberalista: “Nadie dijo que el vacío y la plenitud / coincidiesen en un vuelo de bajo coste en Ryanair”, escribe Chamorro.

En frente, Antonio Luis Gines (Iznájar, Córdoba, 1967), otra generación, otras cosas muy distintas para conseguir comida, y el mismo vértigo ante el sistema. Y otro salto por el matadero de las letras. A caballo entre la poesía, el ensayo e incluso la narrativa, Seres de un día, su última obra, es una mirada a lo que late bajo la carne cuando fuera está lloviendo tierra.

Etiquetas
stats