Espléndido sábado de vísperas como antesala del Domingo de Ramos

Salida procesional de Nuestro Padre Jesús de los Afligidos en su Presentación al Pueblo

Hay muchas ganas de Semana Santa y para muestra lo que se ha podido ver este sábado de pasión en la capital cordobesa. Hasta cinco hermandades realizaron sus salidas procesionales en distintos barrios de la ciudad en el día de hoy, en una jornada marcada por el buen tiempo y unas temperaturas primaverales que invitaron a que miles de cordobeses se echasen a las calles de la ciudad en busca de los primeros nazarenos y pasos procesionales. Todas coincidieron en horarios, pero sin embargo esto no fue un contratiempo para los cofrades cordobeses, que salieron en su busca de manera masiva.

A las 19:00 horas se puso en las calles del barrio del Higuerón el Santísimo Cristo de la Sangre, acompañado musicalmente por la Agrupación Musical de La Unión, de Montilla (Córdoba). Esta procesión, desconocida para el gran público, congrega cada año a todo su barrio en vísperas de una nueva Semana Santa. Otro de los barrios que desde hace varios años cuenta con una hermandad de penitencia es el del Parque Figueroa, donde el Santísimo Cristo de las Lágrimas volvió a realizar su salida procesional. Pocos minutos después de las 19:00 horas, desde la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción salían los primeros nazarenos de la hermandad de las Lágrimas. Tras el paso del crucificado sonaron por primera vez los sones de la Banda de Cornetas y Tambores de Nuestra Señora de la Salud, de Córdoba.

En la otra punta de la ciudad, el barrio de Cañero fue un hervidero de cofrades en torno a una de las hermandades de vísperas que mayor cantidad de público congrega, la de la Presentación al Pueblo. El paso de misterio de Nuestro Padre Jesús de los Afligidos presentaba como novedad la imagen secundaria de Poncio Pilatos, obra del imaginero lucentino Francisco Javier López del Espino. También fueron estreno las primeras túnicas de nazareno, blancas y con el escudo dominico en la parte central del cubrerrostro. El acompañamiento musical, al igual que en las últimas ocasiones, corrió a cargo de la Agrupación Musical de Nuestro Padre Jesús de la Redención, de Córdoba. En el barrio de Fátima procesionó un año más el primer paso de palio, el de María Santísima de la O, titular de la pro hermandad del mismo nombre. Lo hacía desde el Centro Cívico Levante a eso de las 19:00 horas, un hecho que tuvo su antesala el pasado mes de noviembre cuando la imagen concluyó allí una salida extraordinaria que comenzó en la Mezquita-Catedral. Como novedad, realizó estación de penitencia en la parroquia de la Virgen de Fátima. El acompañamiento corrió a cargo -también por primera vez- de la Banda de Música Villa de Osuna, de Osuna (Sevilla).

El broche solemne a una espléndida jornada lo puso la pro hermandad del Traslado al Sepulcro, que salía a partir de las 21:00 horas aunque lo hizo con un pequeño retraso al hallarse un vehículo aparcado en la puerta del templo y tener que ser despejada la zona por la grúa. Cuando ya caía la noche sobre la ciudad de Córdoba, realizó su salida procesional por las calles de la colonia de la Paz. Las imágenes de Nuestra Señora de la Salud y Traspaso y el Santísimo Cristo de las Almas, iluminados por cuatro faroles, conmovieron a todos cuanto salieron a su encuentro. El acompañamiento musical corrió a cargo del trio de capilla “Trivium”, de Sevilla. Córdoba ya está preparada para vivir, con la intensidad de siempre, una nueva Semana Santa.

Etiquetas
stats