Una vuelta a casa muy especial

Córdoba Patrimonio de la Humanidad - ElPozo Murcia en Vista Alegre | ÁLEX GALLEGOS

Regresar siempre es emotivo. Cuando pasas mucho tiempo sin estar en un lugar querido, los sentimientos afloran una vez que lo pisas de nuevo. Por ello, muchos futbolistas cuando se retiran del mundo profesional quieren trabajar en el club de su vida, rodeándose de gente conocida. Aunque en algunos casos hay jugadores que vuelven a una entidad para retornar a la competición ya sea de más nivel o amateur. Javi Sánchez se ha incorporado al Adecor, equipo que le ha visto crecer tanto personal como profesionalmente. Por ello, Sánchez ha vuelto de su retirada propuesta hace dos campañas ya que el cordobés anunció que no competiría más -a nivel profesional- después de jugar en Primera División con la elástica del Córdoba Patrimonio de la Humanidad y conseguir la salvación en la máxima categoría del fútbol sala nacional.

Y es que la vida de Javi Sánchez ha tenido de todo. Cuando tan solo tenía diecinueve años le diagnosticaron cáncer y su vida cambió por completo. “Me dijeron que había altas probabilidades de que todo saliese bien, pero también había de que no. Entonces fui pasito a pasito, viviendo el día a día e intentando ser fuerte porque no eres solo tú, también es la familia y amigos que están al lado tuya”, explicó el ala cordobés en una entrevista a Córner Cordobés cuando todavía era jugador de la entidad dirigida por José García Román. Al término de esa misma temporada, Sánchez decidió dejar el fútbol sala de élite y dedicarse a trabajar en el Hospital Reina Sofía como técnico en Radioterapia. Con el paso del tiempo, el jugador volverá a sentirse futbolista con la elástica del Adecor, club que le vio crecer en este deporte.

Javi Sánchez aterrizó en el cuadro blanquiverde hace dos veranos como uno de sus fichajes estrella y ayudó a la entidad a consolidarse en la Primera División de la Liga Nacional de Fútbol Sala. Formado en las categorías inferiores del Adecor, club que presidió su padre, Manuel Sánchez-Barona, y que pugnó -como Grupo Pinar- por alcanzar la élite cuando él era un chaval. En la 2007-08 dio el salto al OE RAM León en Segunda, para posteriormente pasar por Bujalance, Cistierna (León) y Castro del Río, todos en Segunda B. Su debut en la máxima categoría tuvo lugar en la campaña 2015-16 con el UMA Antequera, con el que ascendió un curso antes. Finalmente, tras vestir la camiseta del Betis de nuevo en la categoría plata, decidió hacer las maletas para firmar en 2017 con el MVCF Berettyóújfalu húngaro, en el cual haría historia al proclamarse campeón de Liga y Copa. Ahora luchará de nuevo con el Adecor en busca de volver a sentirse futbolista.

Etiquetas
stats