Cuando la victoria es más una obligación que una posibilidad

Lance del Lucena-Cartagena. FOTO: LARREA

Tanto Córdoba B como Lucena esperan lograr su primer triunfo de la temporada ante Balompédica Linense y Cacereño respectivamente en sus propios campos

Después de que en las tres primeras jornadas del campeonato no hayan conocido la victoria, la consecución de los tres puntos es más una obligación que una posibilidad para el Córdoba B y el Lucena. Los dos conjuntos cordobeses del Grupo IV de Segunda B atraviesan por una situación complicada, ya que se encuentran en zona de descenso y llegan a la cuarta cita liguera tras encajar sendas goleadas por 3-0 la pasada semana. El cuadro celeste debe además sanar la herida que le provocó el Leganés el miércoles en Copa. Quizá la presión no sea muy grande en este momento, pero podría verse acrecentada si no logran sumar un primer triunfo con que mejorar su situación en la tabla y que sirva también para ganar en confianza de cara a próximas fechas de la competición. Sin embargo, sus rivales no se lo van a poner nada fácil. El filial blanquiverde tiene el choque más duro, pues recibe a la Balompédica Linense, que busca entrar en puestos de play off. Por su parte, los aracelitanos se miden en su estadio al Cacereño, un equipo al que puede superar en la tabla en caso de vencer.

Sin duda, a priori, el Córdoba B es el que lo tiene más difícil en esta nueva jornada. El filial blanquiverde regresa a El Arcángel después de dos semanas en las que jugó en campos foráneos y su rival no puede ser más peligroso. La Balompédica Linense de Rafael Escobar y que cuenta con hombres como Hugo Díaz o Sergio Ortiz se presenta como el enemigo a batir en esta ocasión, un adversario que busca repetir este curso la clasificación al play off que obtuvo en el anterior. En este momento es sexto con seis puntos, los mismos que tercero y cuarto, de forma que llega al encuentro con ganas de vencer para lograr uno de los cuatro primeros lugares de la tabla. Por si fuera poco, el técnico califal tiene la dificultad añadida de las bajas. Puche no puede contar con Zafra y Mendi, lesionados en el duelo de la pasada semana en Guadalajara. Estas bajas se unen a las que ya tenía de Miguelito y Sebas. La parte positiva para el preparador de Yecla es la vuelta al equipo de Bernardo y Rafa Gálvez. El primero se estrena en una convocatoria del filial y el centrocampista retorna tras ser de la partida con el primer equipo hace seis días. También vuelve a ser de la partida Juan Guerra después de cumplir sus dos partidos de sanción por su expulsión ante el Melilla. El partido, que se disputa el domingo en horario matinal (12:00), estará dirigido por el castellano-manchego Collado López.

En cuanto al Lucena, si bien parece que su rival es más asequible no debe caer en un exceso de confianza. Mucho menos cuando viene de caer dolorosamente en Copa el pasado miércoles. Falete debe intentar en este sentido que las goleadas sufridas en La Roda y en Leganés no pasen factura a un equipo que tiene una muy buena oportunidad de dejar atrás tanto sabor amargo y sumar su primer triunfo del curso. Ése es el objetivo único del conjunto celeste, que además puede abandonar la situación comprometida que tiene en la tabla a costa de un Cacereño que sí sabe lo que es ganar pero que sólo suma un punto más. De cara al once que decida el técnico aracelitano, toca resolver la incógnita de si volverá a acometer una revolución similar a la del partido copero de hace unos días o si simplemente regresará a la alineación que ha presentado en las tres anteriores citas de Liga. Sea como fuere, debe seleccionar hombres dispuestos a luchar por tres puntos que acaben con el apuro clasificatorio y con la presión de no haber vencido aún. El encuentro, que se disputa en horario vespertino (18:30) este domingo, estará dirigido por Villena Contreras, también del Comité Castellano-manchego.

Etiquetas
stats