Víctor Manuel Fernández, a la Titan Desert

Víctor Manuel Fernández y 'Triki' Beltrán.

El cordobés Víctor Manuel Fernández se prepara para afrontar una mítica prueba ciclista. Al lado de Triki Beltrán, su compañero el resto de la temporada en la estructura del Wolfbike Team -dirigida por exciclista profesional cordobés Juan Rodrigo Arenas-, intervendrá del 29 de abril al 4 de mayo en la Gaes Titan Desert by Garmin. Beltrán estará por sexta ocasión en la línea de salida de la prueba por etapas más épica del mundo, que en su decimotercera edición presentará su recorrido más completo y exigente de la historia, con un total de 619 kilómetros y 7.519 metros de desnivel positivo. Beltrán y Fernández irán de la mano con el equipo Naviera Armas.

La Gaes Titan Desert by Garmin vivirá en 2018 su edición con más navegación en el desierto, con más pasos de dunas y con una primera etapa con el mayor desnivel positivo de su historia. La carrera prevé la participación de 600 participantes para disputar una aventura única que cumple trece años con una salud de hierro y máxima expectación y en la que destacará la presencia del ganador del Tour de Francia Cadel Evans, que participará sólo en la primera jornada.

Beltrán, que el próximo mayo cumplirá 47 años, ha demostrado un buen estado de forma en el comienzo de la temporada, con una destacada 7ª plaza junto a Fernández en la Vuelta a Ibiza en MTB pese a las numerosas dificultades y siendo finisher por octava ocasión en la Andalucía Bike Race. Triki, que suma cinco podios este año en su debut en las filas del Bujarkay-Wolfbike, tomará la salida en Boumalne Dades con el objetivo de volver a completar la prueba y de pelear por el triunfo en la categoría master, en la que ya ha sido subcampeón en dos ocasiones y donde el pasado año acabó en 3ª posición. Además fue 10º en la clasificación general y se convirtió en Titan Legend, después de haber rodado más de 3.500 kilómetros en esta carrera.

Por su parte, el cordobés Víctor Manuel Fernández acudirá por primera vez a la Gaes Titan Desert by Garmin, una competición que afronta con mucha ilusión gracias a Naviera Armas. Participará después de un sensacional arranque de año en el que de momento ha sumado seis podios, tres de ellos victorias, y un sensacional noveno puesto en la prestigiosa Andalucía Bike Race, después de haber sumado 17 triunfos en 2017.

Tras una edición 100% desértica en 2017, la Gaes Titan Desert by Garmin volverá este año al espectáculo de las montañas, con dos primeras etapas por la zona del Valle de las Rosas, donde los cañones de piedra y el desnivel acumulado harán de ésta una carrera especialmente atractiva. La primera etapa acumulará hasta 2.651 metros de desnivel, récord en sus trece años de vida de cualquier etapa celebrada.

La primera jornada ya será una dura piedra de toque para los ciclistas. Una etapa en bucle, de más de 100 kilómetros con récord de desnivel positivo acumulado, que discurre por desfiladeros, cauces de ríos, grandes montañas y planicies, para regresar al punto de salida. Una etapa muy dura pero espectacular en su trazado.

La segunda jornada forma parte del primer sector de la etapa maratón. Atraviesa la cadena del Jbel Sahro y desciende hasta el valle cercano a la población de Alnif por pistas pedregosas y cauces de ríos secos. Un recorrido que llevará a los participantes hasta el campamento donde deberán pasar la noche y afrontar la siguiente etapa, con lo que hayan podido llevar encima ese día y sin asistencia mecánica ni de fisioterapia.

La tercera especial, no tan dura como la anterior y será la aproximación al desierto. Grandes planicies, pistas arenosas, las primeras dunas en el horizonte y un pequeño souvenir para todos los corredores justo en la parte intermedia de la jornada.

En la cuarta jornada los titanes más experimentados recorrerán pistas que les serán conocidas de otras ediciones. Transcurrirá por caminos que combinarán la velocidad, las piedras y la arena. El final de la etapa dejará a los participantes al pie de Erg Chebbi, donde se dará paso a la etapa Garmin. Habrá que estar atentos porque puede hacer estragos en el pelotón.

Un gran cruce de dunas, un largo rumbo y colinas y zonas escondidas serán los protagonistas de la quinta etapa, en la que no habrá ningún tipo de señalización y los titanes deberán guiarse únicamente con su GPS y sentido de la orientación. Una jornada de máxima dificultad que además cuenta con una de las novedades de la edición 2018. Los 20 primeros clasificados en hombres y las tres primeras mujeres tomarán la salida de uno en uno, respetando el orden de clasificación, separados entre ellos por 30 segundos, con lo que la navegación tomará más protagonismo si cabe. El resto del pelotón saldrá de la forma habitual, todos agrupados, cinco segundos después de la última salida individual.

Etiquetas
stats