El triunfo colectivo de la solidaridad

II Carrera Solidaria Séneca - Sáhara | TONI BLANCO

Quienes esperan lo hacen con gratitud previa. Por supuesto, ésta es mucho mayor una vez reciben la ayuda. Cada gratino de alimento -que no de arena pues por allí ya tienen suficiente- es bueno para ellos. Al fin y al cabo viven en un terreno muy cercano a ser inhóspito. De entrada es infértil, por lo que la comida con que pueden contar es toda aquella que llega desde el exterior. Ésta es la razón por la que el Colegio Séneca de Córdoba decide celebrar desde el pasado año una carrera popular a beneficio del pueblo de Sáhara. Una prueba ésta disputada la mañana de este domingo con un total éxito de participación.

El Colegio Séneca organizó la competición con un objetivo muy claro: la recaudación de hasta 1.500 kilos de alimentos para el pueblo saharaui. La cantidad es simbólica, ya que es la cifra de kilómetros que separan a Córdoba y Tinduf (Argelia). Además, el centro educativo promovió esta iniciativa con el fin también de fomentar la práctica del deporte y de hábitos saludables, unida esta idea a la de la mejora de la condición física y las relaciones sociales. Sea como fuere, centenares de atletas de todas las edades participaron en tan bonito proyecto.

Los más pequeños, niños y niñas con edades de seis años o menos, cubrieron una distancia de 200 metros, que culminaron una jornada en la que hubo relevos 3x300 y en la que alumnos y alumnas de diferentes cursos también intervinieron. Como no podía ser de otra forma, hubo una prueba reina, destinada ya a los más mayores, los corredores nacidos en 2003 o antes. Estos tuvieron que completar un recorrido de 3.000 metros por la zona que da contorno al Colegio Séneca. Lo importante es que en esta ocasión el triunfo fue colectivo y de la solidaridad.

Etiquetas
Publicado el
23 de febrero de 2020 - 14:01 h
stats