El reto final: no ser los últimos de Segunda

Andrés Martín, en el duelo con el Nàstic en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

La Segunda División ya atisba su desenlace con algunos frentes abiertos todavía por la zona alta -hay una plaza de ascenso directo en juego y la configuración definitiva del play off para subir a Primera- y otro en la parte baja de la tabla -un puesto de descenso-. Sin embargo, el único objetivo por el que puede pelear el Córdoba CF para la última cita liguera no es otro que evitar ser el farolillo rojo de la categoría de plata, un mal menor que no contentará a nadie tras el fracaso de la 2018-19. El rival contra el que los blanquiverdes intentarán salvar la honra será el Deportivo de la Coruña. Por adversario en su objetivo tendrá al Nàstic de Tarragona, club cuyo futuro sí está siendo diseñado por Sergi Parés en la dirección deportiva y que contará con Xavi Bartolo para el banquillo.

La victoria de los catalanes por 0-1 ante la AD Alcorcón y la derrota de los de Rafa Navarro por 2-3 contra el CA Osasuna fueron dos de los cuatro duelos disputados este fin de semana en la cuadragésima primera jornada. El trágico y sentido fallecimiento de José Antonio Reyes propició que el resto de envites se aplazaran al martes 4 de junio (21:00 horas). No obstante, este hecho no afectó a las dos posiciones que cierran el campeonato y que actualmente dejan al Nàstic con 35 puntos y al Córdoba con 34, muy lejos de los 42 que posee el Rayo Majadahonda -también metido en descenso-.

Para que los cordobesistas no queden últimos tiene que cumplirse principalmente una premisa: que el Deportivo de la Coruña no venza a los andaluces en Riazor el sábado 8 de junio (20:30 horas). La misión no será sencilla, ya que los blanquiazules pelean por el sexto puesto contra el Cádiz CF después de una irregular campaña con baile en el banquillo. De ganar o empatar en territorio gallego, todo dependería de lo que hiciera el Nàstic en su feudo ante el CD Lugo. Ese envite acontecerá el domingo 9 de junio (20:30 horas) frente a un equipo que desea aferrarse a Segunda como sea.

Si se quedan los tres puntos en el Nou Estadi, el Córdoba será último aunque consiguiera su segundo triunfo a domicilio del año (38 a 37). En caso de igualada, a los cordobeses sí les valdría la victoria para acabar por delante de los tarraconenses (36 a 37). La derrota de los de Enrique Martín daría validez a la opción del empate en La Coruña, ya que los dos acabarían con 35 y el Córdoba tiene mejor gol average general (-33 a -29). En primera instancia debe acudirse al duelo particular de ambos equipos, pero en esta ocasión está igualado a 4: 1-0 de la primera vuelta en Cataluña -gol de Rafael Jiménez Fali, que curiosamente fichó por el Cádiz y está a las puertas del play off de ascenso- y el 4-3 de la segunda el pasado 19 de mayo en El Arcángel -se pasó de un claro 4-0 a sufrir en los minutos finales-.

Navarro apeló en muchas ruedas de prensa al "orgullo y la profesionalidad" para sellar el paso por Segunda de la mejor manera posible. Desde que se consumara el descenso en Las Palmas el 12 de mayo, el Córdoba solo ha ganado un partido -al propio Nàstic de Tarragona-, empatado otro -Rayo Majadahonda- y perdido el restante -Osasuna-. El amargo sabor de boca tampoco lo endulzaría con el +3, pero al menos podría evitar ser el peor de los 22 -21 desde la expulsión del Reus Deportivo- de toda la división.

Etiquetas
Publicado el
4 de junio de 2019 - 08:25 h
stats