Pepe Murcia, con una sonrisa de gratitud

Pepe Murcia. | EUROSPORT

Encara el año que acaba de comenzar con energías renovadas. Las que recobra tras la prueba más complicada a la que se ha enfrentado. Después de conseguir su triunfo más importante, Pepe Murcia sonríe al 2017. Atrás queda el susto que viviera a inicios del pasado noviembre, cuando sufrió un infarto del que en un principio no pudo ser reanimado. Ese episodio forma parte ya del pasado para el técnico cordobés que quiso cerrar 2016 con un mensaje de gratitud y buenos deseos para todos cuantos estuvieron atentos de su estado de salud en los últimos dos meses. Lo hizo a través de su cuenta en la red social Facebook, donde el 31 de diciembre lanzó un emotivo texto dirigido a las numerosas personas que siguieron atentamente su evolución.

“Hoy 31 de diciembre aprovecho para dar las gracias a todas las personas que públicamente han mostrado interés durante estos dos últimos meses por mi estado de salud, agradecer el apoyo moral, las oraciones de aquellos amigos que trataban de insuflar ánimo y el cariño y respeto que han mostrado hacia mi familia en unos momentos tan delicados de salud como estuve pasando”, expresó el técnico cordobés en unas líneas cargadas de sentimiento. Pepe Murcia sufrió un ataque al corazón el 4 de noviembre cuando se ejercitaba en Finlandia, donde dirigía al Legirus Inter, junto a su preparador físico. Tras intentos fallidos de reanimación fue trasladado a un hospital de Helsinki, donde fue ingresado y sometido a una operación. Un duro proceso del que salió victorioso.

El entrenador cordobés recibió el alta médica a comienzos de diciembre y desde ese momento recupera la normalidad. Siempre con el afecto de numerosos aficionados de Córdoba y de otras ciudades españolas, así como de clubes, compañeros y un largo etcétera. Ése es el motivo por el que Pepe Murcia eligió Facebook para hacer llegar su gratitud a todos los que se preocuparon por él desde que sufriera el infarto. “Gracias, mil gracias. Si lo hago de esta forma generalizada es por el número tan alto de misivas recibidas”, expone el técnico en su texto, que cerró con un deseo. “Feliz año 2017 para todos y cuídense, nos seguimos hablando”, concluyó el preparador. Al nuevo tiempo, la mejor cara posible. Y sobre todo la satisfacción de mantener viva cada esperanza.

Etiquetas
stats