“Que no se hayan reunido con Primera y Segunda Femenina es una discriminación total”

Pablo García, en el centro de la imagen, en el palco de Vista Alegre | DEPORTIVO CÓRDOBA

Poco a poco, el deporte parece poner sus dedos sobre el filo de la ventana para asomarse a la realidad. Es una realidad poco atractiva pero, al fin y al cabo, realidad. Los clubes profesionales vuelven al trabajo con todas las medidas preventivas posibles ante el coronavirus, que sigue pululando en la sociedad. Sin embargo, la temporada se acabó para los equipos no profesionales, de los cuales solo quedan play off por el ascenso o por el título del campeonato. Es el caso del Deportivo Córdoba Cajasur, quinto clasificado en el Grupo 3 de Segunda División, presidido por Pablo García, que ha atendido a CORDÓPOLIS para hablar de lo que significa para el cuadro cordobés el final anticipado de la liga.

"Deportivamente, la temporada estaba siendo bastante positiva", señala el presidente cajista. "Quedaban ocho jornadas para el final, estábamos con opción del play off. Teníamos un calendario fácil porque jugabas contra los cuatro últimos y luego tenían que venir a casa los primeros, por lo que veíamos factible para estar dentro del play off, entre los 3 primeros", agrega. Al frente de la nave cordobesa está Juanma Cubero, que llegó el pasado verano y se ha convertido en el principal artífice del buen hacer del Deportivo Córdoba.

La renovación del entrenador califa está en camino, señalando sobre ella García que "aún faltan algunos flecos pero pronto llegaremos a un acuerdo, estoy seguro, para que esté el año que viene con nosotros". La involucración de Cubero en las categorías inferiores del equipo ha sido muy grande y valorada en la directiva. "Juanma es un tipo muy trabajador y así lo ha corroborado durante la temporada. Lo tengo considerado como una parte importante del club", asegura. La amistad entre entrenador y presidente es de una importancia como para que le siga encomendando su proyecto deportivo al preparador cordobés.

El Deportivo Córdoba, a ocho puntos del play off en el Grupo 3 de la Segunda División femenina, pertenece, al igual que la primera categoría, al colectivo de las futbolistas no profesionales. Sin embargo, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) se reunió hace unos días con los clubes de Primera y Segunda de fútbol sala masculino para discutir diversos temas económicos y sociales para afrontar la próxima temporada. A esa reunión no estaban invitados los clubes de las dos primeras categorías del fútbol sala femenino en España, algo que ha sentado muy mal en el seno de la directiva del Deportivo Córdoba. "A mí me duele eso. ¿Que no se hayan reunido con Primera y Segunda Femenina? Para mí es una discriminación total. Me reúno con los de Primera y Segunda masculina pero no con los del femenino. Veo muy mal lo que ha hecho la Federación", argumenta Pablo García.

El presidente del Deportivo Córdoba tendrá que recurrir aún más a las instituciones públicas para sufragar gastos de cara al próximo curso. "Los recursos son muy limitados porque nos debemos a recursos institucionales. Nuestra taquilla está entre 100 y 200 personas y nosotros nos debemos a las instituciones. La Fundación Cajasur siempre está con nosotros pero evidentemente la fundación no cubre todo el presupuesto que nosotros tenemos", añade García desarrollando su situación. Las partidas económicas de pasadas temporadas y de la presente se van resolviendo, pero con mucha lentitud.

Por ende, la situación económica del club y la planificación de la plantilla se van a ver afectadas por la bajada considerable de los anunciantes privados y dependerán de la implicación de las instituciones públicas, tanto del Ayuntamiento como del Instituto Municipal de Deporte (Imdeco). "Nuestro objetivo siempre es estar arriba, tener las máximas jugadoras posibles, (un equipo) lo más competitivo posible y ser un equipo referente en Andalucía. Podríamos haber estado en el play off si no hubiera pasado lo que ha pasado. Evidentemente tener subvención o no influirá en el equipo", señala.

Aún es demasiado pronto para pensar en fichajes, ya que primero se tendrá que asegurar la continuidad de Juanma Cubero al frente del equipo. Pablo García asegura que "hay que cerrar a su cuerpo técnico y que vaya confirmando jugadoras, que vaya renovando a las que tenemos y luego ya veremos las carencias que tenemos. En función de lo que pase, valoraremos". Aun así, el mandatario adelanta que "el equipo será muy similar al del año pasado siempre que los patrocinadores nos lo permitan". Nada seguro por ahora en el Deportivo Córdoba, que está a expensas de lo que vaya aconteciendo cada día.

Etiquetas
stats