Juli se despide: “Os deseo lo mejor”

Juli, en un partido con el Córdoba en El Arcángel | TONI BLANCO

A pocas horas del fin de su contrato, Juli ha querido despedirse del cordobesismo. Lo ha hecho a través de las redes sociales con un mensaje de agradecimiento. "Buenas, amigos. Hoy finaliza mi vínculo con el Córdoba CF. Quería agradecer a cada uno de los que componen esa familia cordobesista, desde el presidente hasta el último abonado e incluso gente sin abono pero que sienten al Córdoba como el que más. También agradecer a toda esa gente que ha hecho posible que mi estancia y la de toda mi familia en la ciudad califal haya sido de sobresaliente, desde mis vecinos, pasando por el Colegio Cervantes, Fundación Córdoba CF, profesores y alumnos del Nivel III Uefa Pro...", ha indicado el extremo de Alcoy, que no ha escondido las dificultades del campeonato. "Ha sido un año complicado y sufrido, pero por fortuna con mucho trabajo ha salido todo bien y ha permitido al club como mínimo estar donde se merece. Desearos de todo corazón lo mejor de aquí en adelante y, como no me gustan los adiós, espero volveros a ver muy pronto", ha expresado.

El fichaje del atacante fue uno de los más atractivos para la afición. A pesar de su edad, los seguidores del Córdoba entendieron que representaba una potenciación de la zona de vanguardia tras la salida de Florin, Xisco y Fidel. Su veteranía poco importó después de comprobar con Pedro Ríos, por enésima vez, que la edad no es escollo para ofrecer un buen rendimiento en el campo. De hecho, el alcoyano llegó al conjunto blanquiverde después de completar una notable temporada en el Alavés. El futbolista disputó 40 encuentros de Liga en el curso 2015-16 y fue, por tanto, pieza esencial en el ascenso de los vitorianos a Primera. A sus 34 años, de esta forma, apareció como un refuerzo de garantías para el equipo que entrenaba José Luis Oltra.

Recaló Juli en el Córdoba con la intención, además, de gozar de un rol importante en el vestuario. Y bien que lo tuvo durante gran parte de la pasada campaña, en la que a pesar de los diferentes avatares fue uno de los jugadores más utilizados. Desde el primer partido se hizo con un hueco en el once, de manera que consiguió disputar un total de 31 choques en Liga y otros tres de Copa. La cifra no fue mayor debido a las molestias físicas que le pasaron factura en varios momentos del campeonato y al final de una clausula de renovación por suma de duelos -con 45 minutos cada uno- que estaba a punto de alcanzar. Aunque esa última circunstancia en realidad no fue usada en su contra por Luis Miguel Carrión, quien habría contado con el atacante de no ser por nuevas dolencias. Si bien su papel fue discreto, marcó cuatro goles -uno en el torneo del KO- y mostró en todo momento una elevada dosis de compromiso.

Un compromiso que intentó trasladar incluso más allá del terreno de juego. Porque cuando el equipo necesitó de una voz que le insuflara ánimos apareció la suya. No surtió todo el efecto que hubiera deseado, pero estuvo ahí. A sus 35 años, Juli cierra su etapa en el Córdoba, que quizá fue más breve de lo que pensaba en un principio. En lo que era un secreto a voces desde el tramo final de la temporada, el alcoyano abandona el conjunto blanquiverde. Pero no el fútbol, pues le queda cuerda para rato. Y en ese sentido es el Elche el primer club que surge como opción para su fichaje. El atacante regresaría de esta forma a una entidad en la que ya militó, en la campaña 2009-10, aunque lo haría en un trance complicado: a los franjiverdes les queda por delante un duro ejercicio en Segunda B.

Etiquetas
stats