Intensidad en el césped, expectación en los despachos

.

Como si de un partido de tenis se tratara, la atención de la hinchada blanquiverde va de un lado a otro. Constante. Sin pulso firme y sin destino claro. Todo, o al menos la mayor parte, depende de decisiones ajenas, por lo que la espera es imprescindible de cara a conocer un futuro que, volviendo al simil tenístico, puede resolverse de modo positivo o negativo según la bola pase o no la red. Y es así como trabaja el Córdoba desde hace semanas. Con intensidad sobre el césped y expectación en los despachos. La supervivencia del proyecto liderado por Infinity -y por ende Unión Futbolística Cordobesa SAD (UFC)- se está fraguando y la resolución definitiva podría producirse en los próximos días. Y es que la situación así lo requiere. La tranquilidad -al menos en el plano público- es absoluta por parte de los gestores, que confían en el progreso de los acontecimientos según sus propias expectativas.

El que puede desatascar de manera definitiva toda la cuestión más próxima es la inscripción del club en la Real Federación Española de Fútbol. De momento, el organismo presidido por Luis Rubiales sigue estudiando la situación, con la entidad incluida en el Grupo IV, aunque “pendiente de resolución”. La propia administración judicial del Córdoba CF SAD solicitó al Juzgado de lo Mercantil auxilio judicial, con el fin de que se trasladase a dicho organismo que UFC era el único con derecho a inscribirse, después de que Azaveco -esto es Carlos González- pidiera también la inscripción de la antigua SAD. Y con ese asterisco se sitúa actualmente el cuadro blanquiverde a efectos federativos. No solo el primer equipo, sino todo el club en su conjunto. De hecho, la Real Federación Andaluza de Fútbol ya incluyó al filial en Tercera igualmente bajo dicha característica.

En este sentido, el propio Pablo Lazo, presidente de la RFAF, indicó en los micrófonos de Onda Cero Córdoba que el “área jurídica de la RFEF está requiriendo documentación” y “afortunadamente todavía queda tiempo”, por lo que “esperamos que se resuelva lo antes posible y de la mejor forma posible”. Asimismo, en relación a que desde la Andaluza se refirió al segundo equipo cordobesista como Córdoba CF SAD, el dirigente regional precisó que se trata de “la última nomenclatura con la que participaron en la última temporada. No es ningún dato diferente a la nomenclatura de la RFEF”. En teoría, la cuestión debe aclararse antes del 14 de septiembre, día fijado para el sorteo del calendario en Segunda B. Y todo al tiempo que en el juzgado se pone de nuevo en marcha el proceso de venta de la unidad productiva. Así, desde este pasado lunes ya se encuentra al frente de esto Fernando Caballero, juez encargado de dar validez o no al auto elaborado en su día por Antonio Fuentes Bujalance, quien fuera recusado en febrero.

Así se encuentra la situación institucional, al tiempo que la plantilla continúa con su preparación en Montecastillo. Eso sí, la misma avanza aún sin la posibilidad de disputar encuentros amistosos. El club sigue a la espera del permiso por parte de la RFAF y de la Junta de Andalucía, organismos competentes en este sentido hasta que el Consejo Superior de Deportes (CSD) aprueba el protocolo sanitario. Y es justamente aquí donde ha surgido una nueva controversia, que podría incluso retrasar toda la cuestión competitiva. También Onda Cero, aunque en este caso a nivel nacional, ha informado que el CSD descartaba la elaboración de un protocolo unificado que garantice el retorno de las competiciones. De hecho, el propio organismo anunció que “no hay acuerdo para un protocolo común de retorno del deporte no profesional que aúne las posturas de las más de 60 federaciones deportivas y las Comunidades Autónomas”.

La incertidumbre vuelve a reinar en un caos absoluto que puede deparar un retraso aún mayor. Mientras tanto, los de Juan Sabas seguirán ejercitándose, en unas sesiones en las que la carga sigue en aumento. Así se ha podido comprobar tras los primeros días de puesta a punto en las instalaciones jerezanas. Como principal novedad, este mismo miércoles ya se ha incorporado el defensa Xavi Molina junto al resto de sus compañeros. El catalán había estado apartado de la dinámica habitual del grupo debido a un edema óseo en su tobillo derecho. Eso sí, al que aún no se le podrá ver en el mismo tono que el resto de la plantilla es a Djak Traoré, el único ausente en los encuentros disputados ante el filial y que sigue recuperándose de unas molestias en los isquiotibiales.

Etiquetas
stats