Hambre de líder

.

Imparable. Directo a su regreso a División de Honor Plata. Ese es el objetivo ineludible que se ha marcado en Cajasur Córdoba Balonmano, después de quedarse a las puertas de la promoción el pasado curso. Este año, la historia se repite. Ha aprendido de sus errores, aunque el hambre se mantiene intacta. La ferocidad granate está arrasando. El conjunto de Jesús Escribano comenzó el año y cerró la primera vuelta de la Liga con victoria en casa ante el BM Maracena por 28-19, un resultado que le deja es un más que merecido liderato.

De hecho, y aunque previsiblemente el envite en tierras cordobesas no iba a ser nada fácil para los locales, ya que el BM Maracena es uno de los equipos que mejor temporada está llevando a cabo, los granates supieron seguir a la perfección un guion que previamente habían trabajado en los entrenamientos y que les ha sabido a gloria en la cancha de Fátima. Una solidez total que mantiene a la escuadra provincial a la cabeza del Grupo F de Primera Nacional, con un botín de 26 puntos, uno más que su máximo perseguidor, el Gaes Málaga, y a cuatro ya de distancia del conjunto nazarí. La dinámica es completamente favorable para los cajistas, que acumulan diez triunfos consecutivos, para una estadísitica total de trece victorias y una sola derrota. Asimismo, el feudo capitalino sigue siendo inexpugnable. 

Su trayectoria va marcada por un potencial ofensivo inalcanzable, ya que con 442 dianas (31.57 por choque) son el equipo que más acierta de todo el grupo, erigiéndose además como medalla de bronce en tareas defensivas (326), únicamente por detrás de granadinos (310) y malagueños (325). Mejorar el rendimiento atrás podría ser la clave definitiva que les consolide de una vez por todas arriba, poniendo tierra de por medio en busca de una vuelta -dos cursos después- a la segunda categoría del balonmano nacional.

No cabe duda de que su virtud radica en el trabajo en equipo, aunque por cuestiones completamente lógicas también destacan en el apartado individual. En este sentido, dos jugadores granates se encuentran entre los quince mejores de la división. El más destacado es Antonio Hidalgo, sexto con 75 dianas (5 de media), mientras que Aitor Gómez es décimo tercero con 67 (4.47 por partido). El regreso de la segunda vuelta volverá a ser en la cancha del barrio de Fátima, en la que se está forjando un sueño construido a base de tintes granates. Un hueso duro como el Club Balonmano Bahía de Almería, cuarto clasificado, visitará a los cordobeses el próximo sábado 19 de enero (19:30). 

Etiquetas
stats