Shimizu, el rey de una remontada soñada

Shimizu, de amarillo, celebrando uno de sus goles

Todavía con la resaca tras una tarde para el recuerdo. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad protagonizó este martes una nueva gesta histórica que quedará por mucho tiempo grabada en la retina de la afición blanquiverde. Los de Josan González remontaron un 0-3 adverso frente al Levante para conquistar un triunfo vital, por un lado, porque da vida para las opciones de estar en la Copa de España (que vivirá un nuevo episodio este mismo miércoles con el enfrentamiento entre Inter y Betis), y, sobre todo, de cara a seguir sumando puntos para su principal objetivo, la permanencia. Sea como sea, una victoria que supone un salto anímico brutal dentro del plantel, y que fue sustentada por el corazón y la fe de todo el equipo. Desde las intervenciones milagrosas de Cristian bajo palos al continuo esfuerzo en ataque y defensa de todos los jugadores, hasta la capacidad del cuerpo técnico para cambiar el choque e, incluso, al apoyo de los que no pudieron estar en la pista, Zequi o Caio, pero que se dejaron todo igualmente en la grada.

Eso sí, hay un futbolista que destacó por encima del resto, pues suyos fueron tres de los cuatro goles del Córdoba Patrimonio. Ese no es otro que el japonés Shimizu, que se erigió en héroe ofensivo de los suyos y desató la absoluta locura de Vista Alegre. Y es que la ciudad, al igual que con todos, está absolutamente volcada a la pasión que impone el pívot nipón, que ya ha conseguido ampliar su cuenta personal hasta las once dianas, siendo el mejor artillero del equipo y el sexto de toda la Primera División.

Creer y confiar. Bajo esa filosofía saltó el cuadro blanquiverde al parqué tras el descanso y viéndose con tres tantos de diferencia. Pero poco tardó en dar el primer golpe. El mismo Shimizu aprovechó un magnífico pase por dentro de Ricardo, su mejor socio en la tarde del martes en el feudo califa, y ante el que se plantó solo frente a Fede, al cual batió con un sutil golpeo. Un gol que sirvió para comenzar a alentar a la grada que, tras el 2-3 culminado poco después por Viana, se vendría definitivamente arriba con el segundo de Shimizu, igualmente precedido de una fabulosa acción del ala-cierre murciano que, tras dejar sentado a Pedro Toro, vio completamente solo a su compañero, quien tan solo tuvo que empujarla. Pero no había acabado ahí la heroicidad. A falta de algo más de seis minutos para el desenlace, en el primer ataque con portero-jugador, el asiático remató al primer toque un buen servicio de Pablo del Moral para ajustarla al palo y completar la remontada.

De este modo, el propio jugador admitió sentirse “muy contento”, ya que “el partido fue muy duro” pues en “la primera parte perdiendo 0-3, se ponía complicado”, aunque “nosotros competimos los 40 minutos, nadie baja la cabeza, entonces victoria y súper contento”. Asimismo, puntualizó que era su primer hat trick en España, ante lo que quiso recalcar que “mis compañeros siempre me ayudan mucho y confían un montón”, subrayando a su vez que quiere “seguir a por más goles” y “ayudar más al equipo”. Por último, en lo que se refiere al pabellón, Shimizu reconoció que le encanta “como la gente llena Vista Alegre”, a la que agradeció su presencia, puesto que “el partido empezó a las 18:00 y yo pensé que era una hora complicada, pero vino mucha gente”.

Etiquetas
stats