Maca: "Nuestro único pensamiento es terminar dignamente la temporada"

Maca, durante un partido de O Parrulo Ferrol

Uno de los artífices del ascenso del Córdoba Futsal a los cielos. Entonces, sólo con el escudo del Córdoba en el pecho, consiguió tocar techo en Mengíbar tras una fase de subida de ensueño. Es más meritorio aún cuando se hace con una plantilla al completo de jugadores cordobeses, cada uno con su trabajo aparte del fútbol sala y teniendo que doblar esfuerzos para alcanzar la gloria. El capitán que dirigió toda aquella misión es Miguel Ángel Martínez Peinado, más conocido como Macario o Maca, técnico cordobés que ascendió y mantuvo fuera del descenso al ahora Córdoba Patrimonio en la máxima categoría en la 2019-20, todo antes de que la temporada se suspendiera por el coronavirus. Ahora dirige a O Parrulo, descendido matemáticamente desde hace algunas semanas a Segunda División y que ha sufrido bajas importantes desde la llegada del preparador califa.

En su primera experiencia fuera de Andalucía, atiende a CORDÓPOLIS en los prolegómenos del choque del próximo martes ante su ex equipo, al que ha atisbado una evolución tras su marcha y con la llegada de Josan González como sustituto. "El club ha conseguido confeccionar una plantilla muy completa y compensada, el salto de calidad es evidente. Creo que los frutos se están recogiendo poco a poco. A las incorporaciones que se hicieron hay que sumar jugadores importantes que ya estaban el año pasado y, por supuesto, la labor de Josan que está impregnando al equipo con su sello personal", explica sobre una plantilla que va perdiendo poco a poco el acento cordobés. Sin embargo, el entrenador de O Parrulo no cree que haya una relación directamente proporcional entre el lugar de nacimiento y el rendimiento sobre el 40x20. Maca opina al respecto que "la idea de tener muchos jugadores locales en el equipo es una idea que gusta a todo el mundo, pero también es cierto que no siempre es posible llevarla a cabo. Digamos que es una pretensión "romántica" que no es viable en todos los casos. El deporte de alta competición no mira el DNI, sólo sabe de rendimiento, y en ese sentido cada cuerpo técnico tiene su criterio y la última palabra".

La salida de Maca del equipo de Vista Alegre se produjo en la noche del 29 de febrero de 2020 tras un 4-4 en el pabellón cordobés ante Fútbol Emotion Zaragoza. Tras ello, sobrevino el confinamiento por la pandemia, por lo que no pudo despedirse propiamente de la afición blanquiverde, entregada a su equipo en la ardua labor de la permanencia. "No poderte despedir de esa afición que tanto nos dio, y que tanto sigue dando al equipo, fue una verdadera lástima. De todos modos, yo sé que ellos me tienen en su recuerdo como yo los tengo a ellos. Juntos vivimos muchas cosas bonitas", confiesa el cordobés, que sólo tiene recuerdos positivos de aquella etapa en Primera División. "Se consumó el objetivo de la salvación que era el único objetivo posible que teníamos y creo que tanto Club, como plantilla y cuerpo técnico son sentimos muy orgullosos de conseguir que Córdoba siguiera teniendo un equipo en Primera después de haber conseguido la gesta de subir el año anterior", apostilla a este periódico.

Ahora, sus colores son el blanco y el azul de O Parrulo, que descendió hace dos semanas de manera oficial a la división de plata. Maca, que llegó al cuadro ferrolano a principios de marzo, no pudo cambiar las tornas a pesar de haber competido en ciertos momentos contra gigantes como ElPozo Murcia o el Barcelona. El haber estado prácticamente todo el curso en descenso, además de otras circunstancias, pesaron demasiado, según el técnico califa, que no deja la puerta cerrada a seguir la siguiente campaña. "Está siendo una aventura enriquecedora en muchos aspectos. Cuando llegué, la situación y dinámica del equipo no eran las idóneas pero asumí el reto de intentar revertir la situación. Creo que cambió un poco la imagen del equipo pero finalmente no hemos podido evitar el descenso. En cuanto a la temporada que viene, todo está pendiente entre una reunión que mantendremos ambas partes cuando finalice la presente campaña", afirma.

Con el futuro del equipo ya asegurado en la Segunda División, Maca tiene como único pensamiento "terminar dignamente la temporada; nos lo debemos a nosotros mismos, al club y a la maravillosa afición que hay en Ferrol". El técnico, además, ha tenido que lidiar con las bajas durante la temporada de varios jugadores clave en la rotación, sumado ello a la ausencia de objetivos ya de O Parrulo para lo que resta de campaña. "No es fácil, pues a la falta de una motivación deportiva, que es imprescindible para competir, hay que añadir lo mermada de efectivos que se encuentra la plantilla, aparte de otras cuestiones de índole extradeportiva", apostilla un Miguel Ángel Martínez Maca que se verá las caras con varios de sus antiguos jugadores en el parqué de A Malata. Tal vez, rememorando tiempos mejores.

Etiquetas
Publicado el
16 de mayo de 2021 - 05:20 h