Objetivo cumplido aun con las adversidades

Jugadores del Córdoba Patrimonio celebrando un gol

Un objetivo cumplido después de una temporada donde los problemas han ido apareciendo desde el primer momento. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad ha conseguido la permanencia una campaña más en la máxima categoría del fútbol sala nacional gracias al buen nivel mostrado a lo largo de la segunda vuelta del campeonato liguero. Aun así, la entidad dirigida por José García Román ha tenido más adversidades de las previstas para lograr la permanencia en una Primera División que vio permutado su formato por la llegada de la Covid-19 y que obligó a suspender el pasado curso regular. Además, los chicos de Josan González tuvieron que esforzarse al máximo hasta la última jornada, ya que los puntos necesarios para salvar su presencia en esta división eran superiores al de anteriores años debido a la competitividad reinante en la zona media y baja de la tabla clasificatoria.

Y es que ha subido mucho el nivel de los equipos que, a priori, deberían estar peleando por no bajar a Segunda División. De los últimos cuatro equipos que ascendieron desde la segunda máxima categoría de este deporte a nivel nacional, tan solo el UMA Antequera ha descendido de manera directa a la división de plata del fútbol sala español. Asimismo, el Real Betis Futsal ha luchado hasta la última jornada de la temporada regular por meterse en el play off por el título de Primera División, siendo uno de los equipos a tener más en cuenta para la próxima temporada gracias a las incorporaciones que se esperan en la entidad bética. Por otro lado, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad ha conseguido mantenerse incluso después de que la Liga Nacional de Fútbol Sala y la Real Federación Española de Fútbol decidieron, tras la suspensión de la temporada pasada por la llegada de la Covid-19, que era oportuno incrementar a tres los equipos descendidos de manera automática más la posibilidad de salvar la categoría en un play out con el equipo que pierda en la final del play off por ascender a Primera.

Aún queda una plaza libre que la disputarán entre dos equipos más que capacitados. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad consiguió salvar la categoría en la última jornada en el Pabellón de La Salobreja ante un Jaén Paraíso Interior que no pudo ante los blanquiverdes, pero el empate del Palma Futsal ante Burela FS le permitió no entrar en un play out que medirá al conjunto gallego frente a El Ejido. Sin embargo, la entidad califal ha logrado evitar esta promoción con un bagaje de puntos que debería haber sido suficiente para no pasar apuros en las últimas jornadas. Y es que el club cordobés ha alcanzado los 40 puntos después de doblegar al conjunto amarillo en tierras jienenses, una cifra totalmente desproporcionada si miramos la última temporada regular. A pesar de que el número de equipos era inferior, la campaña 2018-19 se resolvió con el Viña Albali Valdepeñas logrando la salvación con apenas 22 puntos, siendo el Naturpellet Segovia y UMA Antequera los planteles descendidos con 18 y 14 puntos, respectivamente.

Por otro lado y a pesar de que no han sido afectados por casos de Covid-19 relevantes en su propia plantilla, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad ha visto cómo la pandemia ha suspendido muchos de sus encuentros a lo largo de, sobre todo, la primera vuelta. Estos partidos aplazados hicieron mucho daño a unos chicos dirigidos por Josan González que no consiguieron coger el ritmo competitivo óptimo hasta la segunda parte del campeonato regular. Gracias a esto, los blanquiverdes cosecharon un déficit de puntos significativo que fue un gran lastre para la última parte de la campaña, aunque finalmente no fue definitivo para conseguir la salvación en la máxima categoría del fútbol sala nacional. Después de todas las adversidades, la entidad de José García Román consigue una plaza en Primera División con el fin de asentar este proyecto cordobés en la élite.

Etiquetas
Publicado el
5 de junio de 2021 - 05:30 h
stats