La cantera, el mejor complemento para el Córdoba Patrimonio

Joaqui, con el filial del Patrimonio en el duelo del ascenso

Los cimientos son buenos y empiezan a florecer. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad ha logrado convencer y atraer a la mayoría de la población cordobesa que es fiel seguidora del fútbol sala. La entidad dirigida por José García Román tiene apenas seis años de vida y ha conseguido acceder a la máxima categoría de este deporte a nivel nacional después de un proyecto basado en la humildad y el talento califal. Conforme los años van pasando, el club sigue intentando consolidarse en Primera División y esto ha traído buenas consecuencias en la estructura a nivel deportiva, ya que las categorías más inferiores de este equipo han logrado una estabilidad que se vislumbrará en un futuro cercano. De hecho, estos conjuntos ya han demostrado ser punteros en sus respectivas divisiones e incluso varios jugadores que componen el filial blanquiverde ya han promocionado a la primera plantilla. Sin embargo, los condicionantes sanitarios han sido determinantes durante esta temporada para que tan solo un futbolista con estas características haya debutado bajo las órdenes de Josan González.

Y es que esta campaña ha sido decisiva para que el proyecto blanquiverde siga creciendo a un ritmo bestial. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad, a pesar de que empezó con muy mal pie después de una pretemporada sobresaliente, consiguió la permanencia en Primera División merced a una muy buena segunda vuelta del campeonato liguero. Tanto fue así que el cuadro andaluz cosechó números prácticamente de play off por el título de la máxima categoría del fútbol sala nacional. Sin embargo, la irregularidad que mostraron los chicos dirigidos por Josan González en la primera parte del torneo regular hizo que parte de la afición dudase del potencial que tenía esta plantilla, aunque finalmente no fue así. Gracias a esta salvación, la entidad califal ha seguido creciendo en apartados no deportivos y ha dotado de una buena estructura a sus categorías más inferiores que, como ya reflejó este periódico días atrás, han sido referentes en sus respectivas divisiones a lo largo del presente curso.

Este empujón a la cantera califa ha hecho que varios jugadores hayan disfrutado de una convocatoria en una de las mejores ligas de todo el mundo dentro del fútbol sala. El rendimiento que ha tenido el filial blanquiverde antes de conseguir su ascenso a Tercera División ha tenido su recompensa para tres futbolistas que han aprovechado esta experiencia en el banquillo del Córdoba Patrimonio de la Humanidad. De hecho, Joaquín Herrero Castro, más conocido como Joaqui, ha cosechado hasta ocho partidos defendiendo la elástica cordobesa en Primera División e incluso inauguró su cuenta goleadora en el Pabellón Virgen de la Cabeza frente a un Viña Albali Valdepeñas que doblegó ampliamente y con relativa facilidad a los visitantes (7-4). Por su parte, tanto Pedro como el guardameta Víctor no han logrado enfundarse la camiseta del primer equipo, pero sí que han acumulado varias jornadas entrando como una de las posibilidades para el técnico Josan González desde la banqueta.

Aunque no serán los últimos en llegar a la máxima categoría del fútbol sala nacional. La llegada de la Covid-19 hizo prácticamente imposible que canteranos que integraban el filial blanquiverde hiciesen dinámica habitual con el primer equipo, objetivo primordial para un Josan González que, gracias a su etapa en ElPozo Murcia, sabe cómo tratar a la base y puede exprimir a la perfección el potencial que tiene cada uno de los jugadores que conforman esta plantilla. Además, el ascenso del segundo plantel a Tercera División hace que la calidad de los integrantes suba exponencialmente, haciendo que nombres importantes de este cuadro puedan compartir más minutos en los entrenamientos diarios con el Córdoba Patrimonio de la Humanidad y, si hacen buen trabajo y convencen al técnico pontano, puedan llegar incluso a debutar en Primera División.

Etiquetas
Publicado el
21 de junio de 2021 - 05:20 h